EFE NewsWashington

La Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos y Goldman Sachs anunciaron este martes un plan que facilitará los préstamos a pequeñas empresas golpeadas por la pandemia de COVID-19, que ha afectado gravemente a los trabajadores y negocios latinos.

La iniciativa de la Cámara de Comercio Hispana y Goldman Sachs ofrece a los miembros de la cámara el acceso a los préstamos del Programa de Protección de Sueldos (PPP, en inglés) por medio de CDC Small Businnes, uno de los mayores prestamistas comunitarios en Estados Unidos.

La semana pasada la Cámara de Representantes aprobó una flexibilización de los requisitos en el PPP original y la iniciativa, que ahora queda en manos del Senado, extendió los plazos para solicitar la ayuda.

La representante Nydia Velázquez, demócrata de Nueva York que preside el Comité de Pequeñas Empresas en la Cámara baja, dijo que los cambios son necesarios para atender una pandemia que sigue exigiendo medidas de distanciamiento social para mantener a muchos negocios cerrados u operando a capacidad limitada.

PPP es un programa de 669.000 millones de dólares establecido por la legislación de ayuda por emergencia aprobado por el Congreso y promulgado por el presidente Donald Trump en marzo pasado, como primer paso de los estímulos para mantener a flote la economía durante la pandemia.

El programa permite que las empresas con menos de 500 empleados soliciten y obtengan préstamos privados con baja tasa de interés para cubrir los pagos de sueldos y algunos otros costos. El monto de un préstamo PPP equivale aproximadamente a 2,5 veces el costo promedio mensual de los sueldos que la empresa ha de pagar.

Los fondos obtenidos pueden usarse para cubrir sueldos, alquiler, interés y servicios como electricidad, gas y agua y el programa, gestionado por la Administración de Pequeñas Empresas (SBA, en inglés) puede ser condonado parcial o totalmente si la empresa mantiene el mismo número de trabajadores y con sueldos estables.

Según el anuncio, el matiz peculiar de los préstamos gestionados por CDC Small Business es que su misión es operar con negocios que a menudo no obtienen servicios de las instituciones financieras convencionales, o que puedan necesitar asistencia técnica adicional para completar el trámite de solicitud del préstamo.

Los cambios propuestos en la legislación bajan del 75 % al 60 % la proporción del préstamo PPP que debe usarse para pagar sueldos, dejando el resto para cubrir otros gastos de la operación de la empresa.

Asimismo extienden de 8 a 24 semanas el período cubierto por el préstamo, y extiende de 2 a 5 años el plazo para el reembolso del préstamo si el monto pendiente no se convierte en una donación.