EFE NewsChicago (IL)

Chicago entrará la próxima semana en la fase 3 del proceso de reapertura de la economía local, que incluirá a restaurantes, cafés y tiendas, aunque con límites, según anunció este jueves la alcaldesa de la ciudad, Lori Lightfoot.

"El próximo miércoles 3 de junio la ciudad de Chicago estará tomando sus primeros pasos de la Fase Tres de la reapertura", anunció Lightfoot hoy en una rueda de prensa.

De esta manera, Chicago se mantiene al margen del proceso escalado de vuelta a la "nueva normalidad" que desde mañana viernes empezará en Illinois, tal como lo confirmó hoy el gobernador estatal, JB Pritzker.

Los hoteles, centros de cuidado de niños, barberías, salones de belleza y sitios de tatuajes también podrán empezar a operar en Chicago a partir del 3 de junio, según se informó hoy, con un máximo de 10 personas en el local.

A los restaurantes y cafés se les permitirá disponer de sus terrazas siempre y cuando las mesas estén a seis pies de distancia. El personal de los negocios deberá usar un tapabocas y desinfectante de manos, y se les tomará la temperatura a los empleados.

Los bares por ahora quedan cerrados hasta que el Concilio decida si les permite servir bebidas alcohólicas para llevar.

La alcaldesa, que agregó que servicios públicos como parques y bibliotecas no abrirán hasta el 8 de junio, dijo estar complacida con los muchos trabajadores y personas de la ciudad que "hicieron su parte quedándose en casa para salvar vidas".

"Mas tarde, durante la Fase Tres, decidiremos si abrir el espacio al lado del Lago Michigan", dijo Lightfoot, sobre el Parque Grant y los espacios verdes cercanos al Lago Michigan, cerrados luego de que muchos ignoraron la orden de no acudir a ellos.

El gobernador Pritzker ha librado una dura batalla para mantener los negocios cerrados luego de que muchos criticaran sus medidas e hicieran protestas, a las que acudieron partidarios del presidente Donald Trump, para exigir "libertad" de salir a la calle.

Tres iglesias en Chicago desafiaron la orden de permanecer cerradas y ofrecieron servicios religiosos el pasado domingo.

Casí al término de su conferencia de prensa, Lightfoot se refirió a la muerte de George Floyd, un afroamericano de 42 años que murió a manos de policías blancos.

"En el video se ve a un ser humano pidiendo por su vida", dijo la alcaldesa, afroamericana también. "Me enferma ver eso, yo quiero estar segura que algo parecido así no ocurra aquí", agregó.