EFEUSASan Francisco

El fabricante de equipamiento de internet Cisco presentó hoy sus resultados correspondientes a los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal 2019, en los que logró unos beneficios de 9.415 millones de dólares y dejó atrás las pérdidas registradas hace un año.

En el mismo período del pasado año fiscal y debido, básicamente, a las provisiones para impuestos llevadas a cabo entonces para ajustarse a la reforma tributaria impulsada por el Gobierno estadounidense, la firma de San José (California) perdió 3.693 millones de dólares.

Durante los pasados nueve meses, Cisco ha ingresado 38.476 millones, un 5,45 % más que los 36.486 millones facturados entre agosto y abril del pasado ejercicio fiscal, mientras que los resultados por acción han pasado de los 76 centavos de pérdidas de hace un año a los 2,11 dólares de ganancias en el presente.

Los beneficios brutos de la compañía (antes de intereses e impuestos) fueron de 10.529 millones, por encima de los 8.963 millones registrados en mayo pasado, pero la diferencia sustancial se halla en los 13.140 millones que en esa ocasión se destinaron al pago de impuestos frente a los "únicamente" 1.452 de la actualidad.

Por regiones, las ventas de Cisco en los últimos nueve meses crecieron un 6 % tanto en América como en el área de Europa, Oriente Próximo y África, mientras que lo hicieron a un ritmo del 3 % en Asia-Pacífico, Japón y China.

Desde el cierre de su anterior año fiscal, en julio pasado, la empresa fabricante de módems y routers ha rebajado su deuda a largo plazo en casi una cuarta parte, pasando de los 20.331 millones de dólares a los 15.921 millones.

Respecto al trimestre más reciente, el período que más seguían hoy los analistas en Wall Street, Cisco tuvo unos beneficios netos de 3.044 millones, frente a los 2.691 del tercer trimestre de 2018, e ingresó 12.958 millones, un 4 % más.

El resultado trimestral por acción arrojó unas ganancias de 70 centavos, mientras que en el mismo período del año pasado este fue de 56 centavos.

"Nuestro buen resultado trimestral se reflejó en todas las áreas de negocio y es una señal de la confianza de nuestros clientes en nuestra estrategia, modelo de negocio e inventario líder en el mercado", indicó en un comunicado el presidente y consejero delegado de Cisco, Chuck Robbins.

Las cuentas de la firma de San José animaron a los inversores en Wall Street y las acciones de la firma subían un 2,69 % hasta los 53,85 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos.