EFE NewsLos Ángeles

El sindicato del gremio del entretenimiento en Estados Unidos, conocido como IATSE (siglas en inglés de Alianza Internacional de Empleados de la Escena), estimó que se han perdido al menos 120.000 empleos en esa industria por el nuevo coronavirus, en su mayoría vinculados a Hollywood.

La sangría se acentúa al constatar que esta organización ronda los 150.000 afiliados, por lo que 80 % de sus miembros, que en su mayoría son técnicos que encadenan trabajos como autónomos, habrían perdido sus puestos después al haberse paralizado por completo la mayoría de rodajes de cine y televisión.

Entre los empleos perdidos se contabilizan los de asistentes de producción, guionistas, diseñadores, maquilladores y otros vinculados a la actividad fílmica.

Por su parte, el Sindicato Internacional de Cineastas (International Cinematographers Guild) mencionó en un mensaje dirigido a sus miembros y distribuido por medios de comunicación especializados que "en el momento en el que acabes de leer esta comunicación, las circunstancias en las que nos encontramos habrán cambiado".

Los sindicatos anunciaron que solicitarán que los puestos de trabajo relacionados con la industria del espectáculo y el entretenimiento se incluyan como beneficiarios de los fondos de ayuda que prepara el Gobierno de EE.UU. para paliar las consecuencias económicas por la crisis del COVID-19.

"Escribimos para comunicar lo que sabemos en este momento -admitió-, e informar de aquello en lo que estamos trabajando por su comunidad a medida que la industria cierra, como el resto del mundo, y los trabajadores y sus familias se preguntan sobre su futuro", indicó IATSE.

Además, la agrupación ha aprobado un cupo de donaciones de 2,5 millones de dólares para tres organizaciones benéficas de la industria: Los fondos de actores de EE.UU. y Canadá, y el Motion Picture and Television Fund.

Por su parte, otra iniciativa llamada #PayUpHollywood trata de recaudar donaciones para los empleados perjudicados de un gremio en que unos pocos trabajadores acumulan millones y otros tantos, algunos sin afiliación sindical, encadenan periodos de trabajo con épocas sin ingresos.

También la Academia de la Grabación -organizadora de los Grammy- creará un fondo para paliar los efectos que la crisis está teniendo en la industria musical y, especialmente, en las actuaciones en vivo, desde "conciertos en hoteles y bares a grandes festivales musicales", aseguró en un comunicado.

El número de casos globales de COVID-19 se elevó hoy a 207.860 y los muertos ya superan los 8.600, según los datos más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Accede a contenido premium exclusivo, con fotos y vídeos, en el nuevo producto Entretenimiento América de Efe Servicios (https://bit.ly/EFEentretenimiento). En Twitter puedes seguirnos con el hashtag #EFEentretenimiento.