EFE NewsWashington

Dirigentes demócratas y republicanos se lanzaron este jueves acusaciones antes del inicio de una nueva ronda para negociar en el Congreso un nuevo paquete de estímulo para frenar el deterioro económico en Estados Unidos debido a la pandemia de coronavirus.

En una entrevista con el canal de televisión CNBC, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, aseguró que la negativa de los republicanos a reconocer las necesidades es lo que se interpone para llegar a un acuerdo.

"A lo mejor los confunden con alguien a quien le importa (la situación). Ese es el problema, miren, el caso es que (los republicanos) no creen en la gobernanza", afirmó.

Los demócratas quieren que el Congreso apruebe un rescate de 3 billones de dólares que mantenga intacta la ayuda de 600 dólares semanales a los desempleados, mientras que los republicanos ofrecen 1 billón con una rebaja de la ayuda al desempleo a 200 dólares semanales.

El refuerzo de la ayuda al desempleo fue pactado dentro del plan de rescate fiscal de finales de marzo por un valor total de 2,2 billones de dólares, el mayor de la historia del país, pero que se ha mostrado insuficiente ante la gravedad de la crisis.

En su rueda de prensa semanal, Pelosi rechazó este jueves la posibilidad de una extensión temporal del programa de ayuda a los desempleados, que expiró la semana pasada.

"No vamos a tener una extensión a corto plazo", señaló la demócrata, quien reiteró que no tienen ninguna intención de retirar su petición de que se restaure esa ayuda: "Hemos dicho que íbamos a tener los 600 dólares. Saben (los republicanos) que queremos los 600 dólares".

El líder de la minoría progresista en el Senado, Chuck Schumer, que estuvo en la misma rueda de prensa agregó: "¿Para qué desmantelar un programa que casi todos los economistas dicen que funciona para poner algo nuevo en su lugar que tomará meses para que entre en efecto?".

Por su parte, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, arremetió en Twitter contra los progresistas: "La obstrucción de los demócratas la semana pasada forzó que la prestación federal de desempleo adicional expirara. Su obstrucción esta semana forzará otro plazo: el PPP cerrará sus puertas el sábado. Los republicanos tenían planes para evitar que ambos expiraran. Los demócratas los han rechazado".

La llamada Prestación Mejorada de Desempleo caducó la semana pasada para los 30 millones de beneficiarios, mientras que este sábado expirará el Programa de Protección de Nóminas (PPP, en inglés) para pequeños negocios.

Este cruce de acusaciones se produce horas antes de que Pelosi y Schumer se reúnan en el Capitolio con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, para una nueva ronda de negociaciones.

La Casa Blanca espera que haya un acuerdo mañana, viernes, pero los demócratas han advertido de que no se ajustarán a ese calendario.

Ante esta situación, el presidente Donald Trump dijo hoy a la prensa antes de partir hacia Ohio que iba a firmar varias órdenes ejecutivas, a más tardar el viernes por la mañana, para extender las prestaciones por desempleo y recortar los impuestos sobre las nóminas.

"A la salida del Despacho Oval hacia Ohio, he notificado a mi personal que siga trabajando en una orden ejecutiva respecto al recorte de impuestos sobre las nóminas, protecciones de desahucios, extensiones de desempleo y opciones de pago de préstamos de estudiantes", apuntó Trump en Twitter.