EFE NewsWashington

La tasa real del desempleo causado en Estados Unidos por la pandemia de COVID-19 es más alta que la oficial facilitada por el Gobierno, y el impacto ha sido mucho mayor entre afroamericanos, latinos, asiáticos y mujeres, según un análisis divulgado este martes por el Centro Pew.

La Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, en inglés) ha indicado que la tasa general de desempleo en mayo fue del 13,3 % y la mayoría de los economistas calcula que en junio se mantuvo en aproximadamente el mismo nivel. El gobierno informará el jueves sobre las cifras de desempleo en junio.

De acuerdo con las cifras oficiales en mayo la tasa de desempleo entre los blancos fue del 11,6 % entre los hombres; 13,9 % entre las mujeres; 12,4 % entre los blancos; 16,8 % entre los afroamericanos; 17,6 % entre los latinos y el 15 % entre los asiáticos.

BLS ha admitido que la tasa general de desempleo en mayo puede haber sido, en realidad, de hasta el 16 % si no hubiese sido por un error en la clasificación del estatus laboral de ciertos trabajadores.

"Muchos trabajadores que no estaban trabajando debido a cierres de empresas relacionados con COVID-19 fueron clasificados como 'empleados pero ausentes de su empleo' en lugar de 'desempleados o con despido temporario'".

En su análisis Pew llegó a la conclusión, parecida a la de BLS, de que el índice general de desempleo en mayo puede haber sido del 16 %, pero anotó discrepancias más notables en el desglose de cifras entre grupos étnicos, y entre hombres y mujeres.

De acuerdo con el análisis de Pew, el índice de desempleo en mayo entre los hombres fue del 16 %; entre las mujeres del 17,8 %; entre los blancos del 13,5 %; entre los afroamericanos del 19,5 %; entre los hispanos del 20,4 % y entre los asiáticos del 20,3 %.

Entre los hijos de inmigrantes, nacidos en Estados Unidos, la tasa oficial de desempleo fue del 12,4 % y, según Pew, fue del 15,2 %, mientras que entre los hijos de inmigrantes hispanos nacidos en EE.UU. la cifra oficial fue del 11,7 % y la de Pew da el 20,9 %

La situación laboral fue más grave para los inmigrantes nacidos en otros países con una tasa oficial de desempleo del 15,8 % que sube al 20 % en el cálculo de Pew.

En mayo, la tasa oficial de desempleo entre los inmigrantes latinos fue del 16,7 %, pero Pew calculó que fue del 19,9 %.