EFEWashington

El Departamento del Tesoro de EE.UU. amplió este jueves por un año la protección a la empresa Citgo, propiedad de Petróleos de Venezuela (PDVSA), frente a los acreedores de la petrolera estatal del país latinoamericano.

La directora de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro, Andrea Gacki, emitió una notificación por la que autoriza extender hasta el 20 de enero de 2023 la licencia que prohíbe a los tenedores del bono de PDVSA 2020 ejecutar la garantía que les otorga la mayoría accionarial, protegiendo a Citgo.

La protección a Citgo, que está bajo el control del líder opositor venezolano Juan Guaidó, ha sido prorrogada varias veces, aunque hasta ahora habían sido extensiones por un plazo más corto, de tres meses.

El representante de Guaidó en Washington, Carlos Vecchio, subrayó en un comunicado que "esta es la mayor extensión de licencia otorgada hasta ahora para proteger y preservar Citgo para la futura recuperación de Venezuela".

En ese sentido, agradeció "a la Administración del presidente Joe Biden por este importante paso en favor del pueblo de Venezuela", dijo.

Específicamente, la licencia del Tesoro prohíbe las transacciones con el bono PDVSA 2020, que está en mora y tiene como colateral el 51,1 % de las acciones de Citgo, hasta el 20 de enero de 2023.

En octubre del 2019 vencía el pago de intereses del bono 2020 de Petróleos de Venezuela (PDVSA) por 913 millones.

Si el Gobierno venezolano no cumplía con el pago, los tenedores tenían el derecho de asumir el 51 % de las acciones de Citgo, que son la garantía de la emisión.

El control de Citgo está en el medio de la pugna entre el oficialismo y la oposición: mientras que las autoridades estadounidenses reconocen a la junta directiva ad hoc nombrada por la Asamblea Nacional y a Juan Guaidó, el Gobierno de Nicolás Maduro acusa a los opositores de apropiarse de un activo estatal.

Pese a las restricciones que representan las sanciones estadounidenses a Venezuela, los tenedores del bono 2020 de PDVSA, entre los que está la compañía estatal rusa Rosneft, podrán ejecutar la garantía merced a esta licencia otorgada por el Departamento del Tesoro.

Para evitarlo, el Gobierno del expresidente Donald Trump (2017-2021) y el de su sucesor, Joe Biden, han emitido las sucesivas prórrogas desde octubre de 2019.

Citgo, con sede en Houston (Texas), tiene tres refinerías en EE.UU. que en conjunto procesan unos 750.000 barriles de crudo venezolano al día, así como una red de unas 10.000 gasolineras en todo el país.

En enero de 2019, días después de que Guaidó se proclamara presidente encargado venezolano y lograse el reconocimiento de Washington, el Gobierno de EE.UU. impuso sanciones a PDVSA que incluyeron el bloqueo de los fondos de Citgo con el objetivo de traspasarlos eventualmente al equipo del líder opositor.