EFEWashington

El Departamento de Energía de Estados Unidos anunció este martes que ha aprobado un intercambio de 13,4 millones de barriles de crudo de sus reservas estratégicas, en un intento de ayudar a compensar el aumento en los precios de la gasolina.

Los barriles irán a parar a siete compañías, que deberán devolver el petróleo en un futuro a las Reservas Estratégicas de Petróleo (REP), con intereses que se pagarán en forma de crudo.

La medida forma parte de la decisión del Gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, de liberar 50 millones de barriles de petróleo de las reservas, con el objetivo de abordar el desajuste entre la demanda y la oferta de combustible y de contener la inflación.

Desde que Biden anunció esa decisión en noviembre y contando con el anuncio de este martes, se han liberado ya 40 millones de barriles, lo que supone el segundo mayor intercambio de crudo en la historia de EE.UU., después del registrado en 2000 con Heating Oil Reserve.

De los barriles liberados bajo el acuerdo de este martes, 4,2 millones irán a parar a Shell, 3 millones irán a Trafigura Trading, 2,3 a Phillips 66, 2 millones a Macquarie Commodities Trading y 0,9 millones a Chevron, informó el Departamento de Energía en un comunicado.

Además, medio millón de barriles se prestarán a ExxonMobil y otro medio millón a BP, agrega la nota.

Las reservas estratégicas de EE.UU., localizadas en grandes cavernas subterráneas en el sur del país, son las mayores del mundo y rondan actualmente los 600 millones de barriles.

La decisión de Estados Unidos de liberar parte de sus reservas estratégicas se tomó de forma coordinada con otros grandes consumidores de petróleo, como China, la India, Japón, Corea del Sur y el Reino Unido.

La inflación está disparada en Estados Unidos, con cifras inéditas en cuatro décadas, y el precio de la gasolina se ha disparado casi un 50 % en el acumulado del último año, según el informe relativo a diciembre la Oficina de Estadísticas Laborales del país.

Sin embargo, los precios de la energía bajaron en diciembre por primera vez desde hace varios meses, y el de la gasolina se redujo un 0,5 % en diciembre con respecto al mes anterior.