EFE NewsLos Ángeles

Más de 2,3 millones de personas, entre ellas una gran cantidad de hispanos, perdieron su trabajo durante abril en California cuando el estado registró una tasa de desempleo del 15,5 % que afectó a todos los principales sectores industriales del estado, según datos oficiales publicados este viernes.

El golpe de coronavirus a la economía del estado más poblado de Estados Unidos disparó la tasa de desempleo, que apenas en marzo era de 5,5 %, superando en abril el pico de la recesión global de 12,3 % que se registró en 2010.

Como era de esperarse, las empresas dedicadas al turismo y el esparcimiento fueron las más afectadas, perdiendo más de 900.000 empleos, ya que los restaurantes, los servicios de alimentos y los lugares para beber continuaron despidiendo trabajadores.

El panorama del desempleo es más preocupante en el condado de Los Ángeles, el área más afectada por el brote del virus en el estado. El desempleo en esta zona escaló hasta el 20,3 % en abril, dejando a aproximadamente uno de cada cinco trabajadores de Los Ángeles sin trabajo.

De la fuerza laboral de 4,7 millones en los Ángeles, 968.400 trabajadores se encuentran sin empleo.

Mientras , en el condado de Imperial la tasa de desempleo llegó hasta el 28 %. El condado está ubicado cerca a la frontera de California con México.

El sombrío informe publicado este viernes por el Departamento de Desarrollo de Empleo de California advierte que este es el peor escenario de desempleo desde 1976.

Según un análisis del Centro de Política y Presupuesto de California publicado hoy, los californianos con salarios bajos tenían más probabilidades de perder su puestos de trabajo desde que se desató la emergencia sanitaria.

Los trabajadores de bajos salarios registraron una disminución de 26,8 % en empleos de febrero a abril, una pérdida de más de 1,5 millones de trabajos del sector privado, asegura el estudio.

Aunque no establece una cifra, el informe destaca que un gran número de los trabajadores de bajos salarios que perdieron su empleo son inmigrantes indocumentados.