EFEUSAMiami

El Gobierno de Estados Unidos fortaleció este miércoles el embargo y las restricciones de viajes y remesas a Cuba y anunció "nuevas" sanciones al Banco Central de Venezuela y al Banco Corporativo de Nicaragua, informó en Miami el asesor presidencial John Bolton.

Durante un almuerzo con el exilio cubano, Bolton la emprendió contra los Gobiernos de Nicolás Maduro, Daniel Ortega y Miguel Díaz-Canel, de Venezuela, Nicaragua y Cuba, respectivamente, a los que se refirió de nuevo como "la troika de la tiranía" y "los secuaces del socialismo".

Además del endurecimiento del embargo contra Cuba, anticipado este martes por el Gobierno de Donald Trump, el nuevo paquete de presiones incluye otras "herramientas económicas" para "acabar con el glamour del socialismo y el comunismo".

Bolton precisó que habrá "nuevas" restricciones de transacciones de Estados Unidos al Banco Central de Venezuela, al que prohibirá "el acceso a los dólares de Estados Unidos".

"El Banco Central de Venezuela ha sido crucial para mantener a Maduro en el poder, incluso a través de su control de la transferencia de oro por moneda", manifestó Bolton.

Agregó que utilizarán su "máxima capacidad para restringir a Maduro y garantizar que sus amigos ya no roben lo que legítimamente pertenece al pueblo de Venezuela".

La autoridad monetaria venezolana fue incluida en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), lo que "inhibirá la mayoría de las actividades del Banco Central emprendidas por el régimen ilegítimo de Maduro", manifestó en un comunicado el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven T. Mnuchin.

La sanción se extiende además a Iliana Josefa Ruzza Terán, que ejerce como uno de los seis directores del Banco Central venezolano.

Bolton además advirtió que esta medida es "una fuerte advertencia para todos los actores externos, incluida Rusia, contra el despliegue de activos militares en Venezuela para apuntalar el régimen de Maduro".

En ese sentido recordó que "numerosos países de la región" han condenado los vuelos militares rusos a Venezuela con "35 toneladas de carga desconocida y 100 militares".

"Estados Unidos considerará tales acciones provocadoras como una amenaza para la paz y la seguridad internacionales en la región", enfatizó.

En el caso de Nicaragua, el castigo apunta a sanciones contra el Banco Corporativo (Bancorp) de Nicaragua y Laureano Ortega Murillo, hijo del presidente del país, Daniel Ortega, y la vicepresidenta, Rosario Murillo, "quien ha sido preparado como sucesor por el régimen".

Ortega Murillo, representante de la agencia oficial de inversión y exportaciones ProNicaragua y que este miércoles fue también incluido en la lista OFAC, está "involucrado en una gran corrupción bajo el disfraz de la agencia líder de inversiones de Nicaragua", enfatizó Bolton.

"Vamos por los bolsillos de la familia de Ortega, quienes continúan viviendo de la miseria del pueblo nicaragüense", aseguró Bolton.

El Departamento del Tesoro "está sancionando a Laureano Ortega Murillo y BanCorp por sus papeles en la corrupción y el lavado de dinero para beneficio personal del régimen de Ortega", manifestó en un comunicado Sigal Mandelker, el subsecretario de Hacienda para el Terrorismo y la Inteligencia Financiera.

Durante la conmemoración del aniversario 58 de la frustrada invasión a Bahía Cochinos, impulsada por Estados Unidos para derrocar a Fidel Castro en 1961, Bolton reseñó ante los veteranos cubanos de la Brigada 2605 las medidas para reforzar las sanciones a Cuba.

Además de la posibilidad de presentar demandas por bienes expropiados en Cuba tras la revolución castrista de 1959, la Administración Trump restringirá aún más las remesas y viajes a la isla.

Bolton confirmó así que a partir del próximo 2 de mayo podrá buscarse en cortes de EE.UU. indemnizaciones de empresas internacionales con presencia económica en EE.UU. por propiedades confiscadas después de 1959, como había anticipado horas antes en Washington el secretario de Estado, Mike Pompeo.

"A los estadounidenses a los que les han robado su propiedad privada y ganada en Cuba, finalmente se les permitirá demandar", dijo el asesor.

Se prevé que estas sanciones afectarán especialmente a empresas españolas, canadienses y británicas que tienen inversiones en propiedades o bienes expropiados en la isla y que podrán enfrentar procesos legales en Estados Unidos, además de restricciones de visado.

"Cualquier persona que trafica en propiedad robada a los estadounidenses no recibirá una visa para Estados Unidos, no son bienvenidos aquí", manifestó Bolton sobre la activación de los títulos III y IV de la Ley Helms-Burton de 1996, que endurecen el embargo sobre Cuba.

Bolton además precisó que la remesas a Cuba se limitarán a "mil dólares por persona por trimestre" y que el Departamento del Tesoro también reducirá los "viajes no familiares a Cuba o, en otras palabras, el "turismo con velo".

De igual forma agregará cinco empresas militares cubanas, entre ellas Aerogaviota, a la lista de entidades con las que se "prohíben transacciones financieras directas" por su vinculación con servicios y personal militar cubano.

"Estas nuevas medidas ayudarán a alejar los dólares estadounidenses del régimen cubano, o de sus servicios militares y de seguridad, que controlan la industria del turismo en Cuba", subrayó Bolton.