EFENueva York

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este lunes con un ligero ascenso del 0,03 %, hasta 64,92 dólares, tras una sesión afectada por el ciberataque y la paralización de la mayor red de oleoductos de EE.UU., Colonial, este fin de semana.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en junio ganaron 2 centavos con respecto al cierre de la sesión anterior.

El crudo de referencia en EE.UU. comenzó la jornada con sólidas ganancias, que se acabaron disipando casi por completo después de que Colonial anunciara a lo largo de la jornada que espera restablecer el servicio del oleoducto a finales de la semana.

Los contratos futuros de la gasolina fueron los más afectados, y se dispararon inicialmente a 2,216 dólares el galón, un máximo no visto en tres años y se moderaron tras conocerse el pronóstico de Colonial, para terminar la jornada con un ligero descenso de menos de un centavo hasta los 2,13 dólares.

"La ansiedad en torno a la situación está aliviándose, sobre todo si los ciberatacantes son fieles a su palabra y no buscan estrangular los suministros de gasolina a la mayor parte del país. En la medida en que esto parece que se va a resolver rápido, se disolverá el prémium asociado al miedo", opinó John Kilduff, de Again Capital.

La empresa transporta al día hasta 2,5 millones de barriles de gasolina, diésel y combustible de aviación desde las refinerías del Golfo de México al sur y este de EE.UU.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, levantó este domingo las restricciones del transporte de combustible por carretera para evitar el desabastecimiento, ante la interrupción en los 8.850 kilómetros de oleoductos que gestiona Colonial.

Por su parte, los de gas natural con vencimiento en junio bajaron 3 centavos, hasta 2,93 dólares por cada mil pies cúbicos.