EFENueva York

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este lunes con un descenso del 0,47 %, hasta 71,30 dólares el barril.

A las 9.05 hora local (13.05 GMT) en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en julio recortaban 0,34 dólares con respecto al cierre de la sesión anterior.

El petróleo de referencia en EE.UU. se deslizaba ligeramente a primera hora, pero se mantenía en un alto nivel tras cuatro semanas consecutivas revalorizándose.

"El petróleo está claramente en una demanda cada vez mayor y el mercado está cada vez más alcista porque la recuperación completa hasta niveles precovid llega más rápido de lo que se pensaba", opinó la analista Louise Dickson, de Rystad Energy.

"El optimismo en torno a una temporada de conducción fuerte, combinada con una pausa en las conversaciones para revivir el acuerdo nuclear con Irán, está dando a los inversores alcistas la oportunidad de llevar los precios arriba", agregó Sophie Griffiths, de Oanda.

Esas conversaciones se pausaron este domingo tras celebrarse una última ronda entre las potencias, con motivo de las elecciones presidencias en Irán, en las que ha ganado el clérigo ultraconservador Ebrahim Raisí.

Raisí afirmó este lunes que su Gobierno apoyará "cualquier negociación que beneficie los intereses nacionales", en alusión a las conversaciones nucleares, pero rechazó reunirse con el mandatario estadounidense, Joe Biden.

Por otra parte, los analistas señalaron la cercanía de la próxima reunión de la alianza OPEP+, en la que se espera que el grupo abra los grifos del suministro e incremente la producción después de julio dado el entorno de precios.

En ese sentido, algunos expertos advirtieron de que una subida continuada y notable de los precios podría tener un efecto reverso sobre la demanda, ya que estos deben "ser asequibles para reforzar la actividad económica", según Dickson.