EFENueva York

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este martes con una caída del 3,82 % y se situaba en 67,28 dólares arrastrada por las dudas sobre la efectividad de las vacunas contra la nueva variante ómicron.

A las 9.06 hora local (13.06 GMT) en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en enero restaban 2,67 dólares respecto al cierre anterior.

El crudo de referencia estadounidense descendía en reacción a la posibilidad de que la vacuna de Moderna no sea tan efectiva contra la variante detectada en Sudáfrica, según indicó el consejero delegado de la firma al diario Financial Times.

El Texas registró el viernes su peor jornada del año con una caída del 13 %, y ayer lunes el precio corrigió ligeramente al alza, un 3 %, después de que los analistas consideraran esos temores exagerados, pero hoy volvían a surgir las dudas.

"Cualquier noticia relacionada con la efectividad de las vacunas es material para el mercado petrolero. Cuando hay pausas en las inoculaciones, se reflejan en el precio porque alteran la trayectoria de la demanda de crudo, que es exactamente lo que ha ocurrido hoy", señaló Louise Dickson, de la firma Rystad Energy.

Por otra parte, los inversores están pendientes de la reunión de la reunión de la OPEP y sus aliados (OPEP+), que por el momento han indicado que no planean cambiar su estrategia debido a la aparición de la nueva variante.

En el plano geopolítico, también están atentos a la reanudación de las conversaciones para restablecer el pacto nuclear con Irán, que si llegan a buen puerto podrían llevar a un levantamiento de las sanciones contra Teherán antes de año.