EFEUSAWashington

El presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), Ajit Pai, se mostró hoy contrario a que el gigante de las telecomunicaciones China Mobile brinde sus servicios de operador de telefonía en el país, antes de que el organismo regulador vote sobre ello el próximo mes.

"Salvaguardar nuestras redes de telecomunicaciones es fundamental para nuestra seguridad nacional", señaló Pai en un comunicado, en el que argumentó que la oferta de la compañía china "entraña serios y sustanciales riesgos para el cumplimiento de la ley".

"Después de haber revisado las pruebas de este procedimiento, incluyendo las aportaciones de otras agencias federales, está claro que la solicitud de China Mobile para proveer servicios de telecomunicaciones en nuestro país entraña serios y sustanciales riesgos para el cumplimiento de la ley", apuntó.

China Mobile presentó su solicitud para suministrar servicios de telecomunicaciones en EE.UU. en septiembre de 2011, y después de un largo proceso de revisión, el máximo directivo de la FCC consideró hoy que esta iniciativa supone riesgos para la seguridad del país.

"Por lo tanto, no creo que aprobarlo sea de interés público. Espero que mis colegas se unan a mí para votar y rechazar la solicitud de China Mobile", agregó Pai, nombrado en el cargo por el presidente, Donald Trump.

Según la agencia reguladora, China Mobile podría ser en última instancia propiedad del Estado de la República Popular de China, por lo que sería posible que se llevara a cabo un espionaje dirigido por Pekín a los consumidores estadounidenses.

El contundente comunicado de la FCC llega en medio de la preocupación generalizada sobre el poder de las empresas de telecomunicación chinas en las redes.

En marzo del año pasado, Pai anunció que la FCC estaba trabajando para diseñar una nueva regla que impediría a operadores estadounidenses, como AT&T y Verizon, utilizar los Fondos de Servicio Universal para comprar equipos de telecomunicaciones con sede en China para sus redes.

Este nuevo reglamento se votará el próximo 9 de mayo, aunque se desconoce todavía la posición de algunos de los comisionados, según medios especializados.