EFENueva York

Cinco fiscales estatales han pedido a la Justicia de EE.UU. que revoque el acuerdo de bancarrota de la farmacéutica Purdue Pharma, productora del adictivo OxyContin, que concedió inmunidad legal de por vida a sus dueños, la familia Sackler, frente a demandas por la epidemia de opiáceos.

Las fiscales generales de Connecticut, Rhode Island, Vermont, Delaware y Washington, que consideran se trata de un acuerdo "sin precedentes", argumentaron ante la corte federal para el distrito sur de Nueva York que los Sackler "utilizaron" el proceso de la bancarrota como un "refugio" para "proteger" su riqueza.

En 2019, la Fiscalía general de Nueva York presentó una demanda contra Purdue y otras cuatro distribuidoras que desembocó el pasado septiembre en un acuerdo en el Tribunal de Quiebras por el que la farmacéutica fue disuelta y emergió como una empresa controlada por las autoridades.

El acuerdo exigía además que los Sackler entregaran 4.500 millones de dólares en un periodo de nueve años para ayudar a mitigar la crisis de los opioides, y los eximía de futuras demandas por su responsabilidad.

Nueva estados se oponían a ese acuerdo y apelaron la controvertida decisión del Tribunal de Quiebras, entre ellos los que están solicitando la revocación.

El fiscal general de Connecticut, William Tong, informó hoy de que en una audiencia oral relacionada con su solicitud, el pasado martes, el juez pidió información relacionada con la supuesta extracción de 11.000 millones de dólares de Purdue por parte de los Sackler en los años previos a su quiebra.

"A partir de 2007, dándose cuenta de su responsabilidad personal por mentir sobre los peligros de Oxycontin, empezaron a consultar con expertos en bancarrota sobre cómo proteger sus activos. Entonces sacaron miles de millones de la compañía y los movieron al extranjero (...)", indicaron los fiscales al tribunal, según la nota.

Según los estados, entre 2008 y 2010, los dueños de la empresa tomaron el 70 % de los ingresos de Purdue cada año, y entre 2011 y 2016 entre el 40 y el 55 %. Desde 2008 hasta 2018, la cifra extraída era más del 10.700 millones de dólares, aseguran.

Los fiscales argumentan que el juez de quiebras erró al considerar apropiada la solución legal y dijeron que el prroceso fue una "estrategia calculada" de los Sackler familia para utilizar ese beneficio del acuerdo como "refugio" para no cumplir con su responsabilidad.