EFE NewsMiami

La tasa de desempleo en Florida se situó en agosto en un 7,4 %, cuatro puntos por debajo de la de julio, y el estado logró recuperar ya la mitad de los empleos perdidos entre febrero y abril por el confinamiento a causa de la COVD-19, informaron este viernes las autoridades.

Desde febrero hasta abril de 2020, Florida perdió 1.178.100 puestos de trabajo y desde abril a agosto recuperó 631.600, según el Departamento de Oportunidad Económica.

El sector de Hostelería y ocio, el más afectado, recuperó 278.500 empleos, un 50,6 % de los perdidos; servicios empresariales y profesionales, 73.200 (48,5 %), y servicios de salud y educación, 96.600 (72,9 %).

En agosto, la fuerza laboral de Florida creció un 1,4 %, con la incorporación a la población activa de 143.000 personas.

El Departamento de Oportunidad Económica señaló también que el sector privado creó 46.000 puestos de trabajo en agosto, cifra inferior a los 74.100 creados en julio.

En servicios de salud y educación se crearon 21.400 nuevos empleos, en servicios empresariales y profesionales, 9.600, en comercio, transporte y servicios públicos, 6.600, en otros servicios, 4.500, y en actividades financieras, 3.400.

En términos anuales, la creación de empleo por parte del sector privado descendió un 5,8 % (458.000 puestos menos en un año), inferior al promedio nacional (-7,4 %).

En Orlando (centro de Florida), principal destino turístico de EE.UU., el índice de desempleo en agosto fue del 11 %, 7,9 puntos más que hace un año, y se perdieron 118.600 jobs (-9.9 %) en un periodo de 12 meses.

En Miami, el epicentro de la COVID-19 en Florida, el índice de desempleo en agosto fue del 8,1 %, 5,5 puntos más que hace un año. En 12 meses se perdieron 77.000 puestos de trabajo, un descenso del 7,2 %.

En todo el país, la reactivación económica suprimió en agosto 2,1 puntos porcentuales del índice de desempleo bajándolo al 8,4 % de la fuerza laboral, comparado con el 10,5 % el mes anterior, en un mes en el cual las empresas privadas y el Gobierno añadieron 1,76 millones de empleos.

Entre marzo y abril, Estados Unidos, la mayor economía del mundo, perdió unos 22 millones de empleos por el impacto de la pandemia, y desde entonces los empleadores han añadido unos 11 millones de puestos de trabajo, pero el ritmo de contrataciones aminoró durante el verano.

Las solicitudes semanales del subsidio por desempleo en Estados Unidos bajaron a 860.000 la semana pasada, comparadas con las 893.000 de la anterior, mientras continúa la reapertura de la actividad económica afectada por la pandemia , informó el jueves pasado el Departamento de Trabajo.