EFEWashington

General Motors (GM) sorprendió este miércoles con unos beneficios netos de 3.022 millones de dólares en el primer trimestre del año aunque advirtió que el segundo trimestre será más débil de lo esperado por el creciente impacto en la producción de la crisis de semiconductores.

Los beneficios del primer trimestre suponen un 928 % de incremento con respecto al mismo periodo de 2020 a pesar de los problemas que GM, y el sector del automóvil en general, están teniendo para conseguir los chips necesarios para la producción de vehículos.

La presidenta del Consejo de Administración y consejera delegada de GM, Mary Barra, señaló en una conferencia telefónica con analistas y medios de comunicación tras la publicación de los resultados que la empresa está aprovechando todos los chips disponibles, pero anticipó que el segundo trimestre será más difícil.

"El equipo está trabajando en obtener todos los chips que podamos al mismo tiempo que se simplifican algunas cosas. Hubo muchos problemas en el primer trimestre, creemos que segundo trimestre será el más débil y anticipamos una recuperación en el tercer y cuarto trimestres", explicó Barra.

El director financiero de la compañía, Paul Jacobson, incidió en que el segundo trimestre será complicado pero que GM está gestionando con éxito las dificultades.

"La situación es tan fluida que cambia cada día. Sin duda, la situación ha empeorado en el corto plazo desde el primer trimestre. Algunos días es un poco mejor y otros un poco peor. Estamos satisfechos con la forma en que lo estamos gestionando", afirmó Jacobson.

Jacobson añadió que GM está "evaluando de forma cuidadosa la cadena de suministro a corto, medio y largo plazo".

A pesar de los problemas, GM mantuvo la orientación de los resultados previstos para el año en torno a 10.000-11.000 millones de dólares de ganancias ajustadas en 2021.

La fortaleza de los resultados en el primer trimestre se basó en Norteamérica, donde sus ganancias ajustadas antes de intereses e impuestos ascendieron a 3.134 millones de dólares, un 43 % más que hace un año.

Mientras, GM Internacional, que engloba las operaciones de la compañía fuera de Norteamérica, registró unas ganancias ajustadas antes de intereses e impuestos de 308 millones de dólares, cuando en el primer trimestre de 2020 perdió 551 millones.

Barra expresó su satisfacción con los resultados de GM en Suramérica, donde la compañía vendió 118.000 vehículos.

"En Suramérica tenemos fuertes marcas, una fuerte red de concesionarios y productos líderes en el mercado. El equipo ha seguido trabajando en reducir los costes y gestionar la empresa de forma que nos ha permitido alcanzar esos resultados en el cuarto trimestre de 2020 y en el primer trimestre de 2021", dijo Barra.

Por otra parte, GM Financial, el brazo financiero de la compañía, también registró un fuerte aumento de sus ganancias ajustadas, al pasar de 230 millones de dólares hace un año a 1.182 millones en el primer trimestre de 2021, un aumento de 414 %.

Cruise, la unidad de GM que desarrolla vehículos autónomos, tuvo unas pérdidas de 229 millones de dólares.

En conjunto, las ganancias ajustadas antes de intereses e impuestos de GM ascendieron a 4.417 millones de dólares en el primer trimestre, lo que representa un aumento del 253 %.

GM señaló que sus ingresos en el primer trimestre ascendieron a 32.474 millones de dólares, un 0,71 % menos que hace un año.

Las ventas de automóviles de GM en los primeros tres meses del año fueron de 1.744.00 unidades, un 20 % más que hace un año. De esta cifra, 746.000 unidades se vendieron en Norteamérica y el resto en las regiones de GM Internacional.