EFEUSALos Ángeles

El gobernador de California, Gavin Newsom, propuso este viernes una partida de 24.000 millones de dólares para combatir futuros incendios forestales y ayudar solventar a la empresa de energía eléctrica Pacific Gas & Electric (PG&E).

Según dijo el gobernador en conferencia de prensa la partida incluiría 10.500 millones de dólares que saldrían de sobrecargo de las tarifas actuales vigente desde la crisis energética del año 2000 y que iba a expirar este año, pero que de acuerdo a la propuesta sería renovado.

Otros 10.500 millones de dólares serían aportados conjuntamente por los accionistas de las empresas eléctricas estatales (PG&E, Southern California Edison y San Diego Gas & Electric) además de un fondo de 3.000 millones para mejorar la seguridad y establecido por las compañías.

Newsom atribuyó al "cambio climático" los graves incendios forestales que han azotado a California durante los últimos dos años, argumentando que ya no se trata de preguntarse si se van a presentar o no, sino cuando.

PG&E "está considerando todas las opciones cuando se trata de trabajar con el gobernador y la legislatura", señaló la empresa en un comunicado enviado a Efe.

Igualmente la compañía se compromete a resolver los reclamos de las víctimas de los incendios forestales "de manera justa y rápida" al igual que a mitigar los riesgos de los incendios, continuar ofreciendo energía confiable y apoyar las metas de energía limpia del estado.

Ante las demandas por su responsabilidad, debido a que líneas de transmisión y equipos fueron la causa en algunos de los incendios forestales recientes, incluyendo el de Paradise, donde murieron 85 personas, PG&E presentó una solicitud para acogerse a la ley de quiebra en enero.

La propuesta del gobernador exige que la empresa salga de la quiebra a más tardar en junio de 2020, para poder recibir la ayuda financiera.

La empresa calcula que deberá pagar cerca de 30.000 millones de dólares por su responsabilidad en los incendios forestales.

Otro de los requerimientos de Newsom es que los ingresos de los ejecutivos de las empresas de servicios estén ligados a su desempeño en el área de seguridad, propuesta que mereció rechazo en algunos sectores.

Loretta Lynch, quien fuera presidente de la Comisión de Servicios Públicos de California, señaló que no es justo que los usuarios tenga que pagar por las pérdidas de estas empresas de accionistas privados.

Lynch aseguró que mientras el gobernador y los directivos de las empresas "van a pretender que los socios están pagando por los daños", la realidad es que los costos terminarán siendo transferidos a los usuarios tanto por los subsidios actuales como por posibles aumentos de tarifas en el futuro.

Por su parte, la organización de defensa del consumidor Consumer Watchdog, manifestó que no se opone a la medida, pero "hay que asegurar que sean los accionistas de las empresas los que paguen las deudas y no los usuarios".

Newsom espera que su propuesta se vea plasmada en un proyecto de ley que debería ser aprobado antes de mediados de julio.