EFE NewsWashington

El Gobierno anunció este jueves que ha comenzado la distribución de unos 568 millones de dólares adicionales a las víctimas del fraude orquestado por el inversor Bernard Madoff, fallecido en abril pasado.

El Departamento de Justicia estadounidense explicó en un comunicado que con esta cantidad se elevan a 3.700 millones de dólares el monto entregado a las 40.000 víctimas de fraude de Madoff en todo el mundo.

Madoff reconoció en 2009 haber estafado 50.000 millones de dólares, pasando de ser una de las figuras más prestigiosas de Wall Street a un símbolo de las peores prácticas bursátiles después de que se destapara un gigantesco fraude que terminó por costar miles de millones a grandes y pequeños inversores.

El Gobierno estadounidense subrayó este jueves que si se tienen en cuenta los 568 millones de dólares anunciados hoy, las víctimas habrán recuperado el 81,35% del dinero perdido.

El abono de esa cantidad supone el séptimo pago de los 4.000 millones de dólares que Washington está entregando a las víctimas como compensación.

Madoff, condenado a 150 años, falleció en abril pasado en una prisión federal a los 82 años.

El financiero desarrolló un sistema fraudulento que prometía altas rentabilidades y que pagaba a los primeros inversores con las cantidades que captaba de los últimos en confiar en su gestión, una estafa piramidal que según las autoridades pudo causar pérdidas de unos 65.000 millones de dólares a clientes de todo el mundo.

Pasada más de una década, las víctimas siguen aún recuperando dinero gracias a la liquidación de su firma y el trabajo de la Justicia estadounidense.

Operando siempre con secretismo y cultivando en todo momento un aire de exclusividad, Madoff atrajo a su firma a conocidas figuras de muchos ámbitos, desde el cineasta Steven Spielberg a los propietarios de equipos de béisbol y fútbol americano o a grandes empresarios.

Madoff fue detenido en diciembre de 2008 y tres meses después se declaró culpable de once delitos económicos que le enviaron a prisión de por vida.