EFEUSAToronto (Canadá)

Directivos de las principales aerolíneas del mundo que operan el Boeing 737 MAX o han comprado el aparato están reunidos hoy en Montreal (Canadá) para abordar la crisis creada por los accidentes que ha sufrido el modelo.

La portavoz de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) en Montreal, Mona Aubin, explicó a Efe que los directivos estudiarán esa crisis y compartirán información.

"La reunión proporcionará un foro para que las líneas aéreas intercambien información sobre las experiencias y desafíos que encaran como resultado de la suspensión (de los vuelos del 737 MAX) y en sus preparativos para la reintroducción del avión en sus operaciones", dijo Aubin.

La portavoz añadió que aunque la reunión es solo para aerolíneas, la Administración de Aviación Federal de EE.UU. (FAA, en inglés) y Boeing proporcionarán información actualizada sobre la aeronave.

"Dependiendo de la información que se presente en la reunión se podrían realizar actividades al nivel de la asociación pero nada está predeterminado", añadió Aubin.

IATA también señaló que no tiene previsto ofrecer más datos sobre los resultados de la cita, que algunos analistas han criticado por su secretismo, ya que no se conoce el número de participantes o exactamente las compañías que han sido invitadas.

IATA sí reveló que de las 290 compañías aéreas que forman parte de la asociación, 28 tiene Boeing 737 MAX en sus flotas.

Aubin afirmó, no obstante, que la reunión también está abierta a compañías que no son miembros de IATA, pero que operan o han adquirido el modelo.

El pasado 16 de mayo, Boeing anunció que había completado la actualización del software del modelo 737 MAX, un aparato que ha sido vetado en la mayoría del mundo tras sufrir dos accidentes en los pasados ocho meses que causaron casi 350 víctimas mortales.

"Con la seguridad como nuestra prioridad clara, hemos completado todos los vuelos de prueba de ingeniería para la actualización del software y nos estamos preparando para el vuelo final de certificación", dijo el presidente y consejero delegado de Boeing, Dennis Muilenburg.

Una vez que se complete ese procedimiento, la empresa espera acordar con la FAA una fecha para llevar a cabo un vuelo de prueba final y completar todo el proceso de certificación.

Boeing también anunció que ha desarrollado nuevos entrenamientos y materiales educativos que están siendo revisados por los reguladores con el fin de preparar la vuelta a las operaciones de los 737 MAX.

El primer accidente mortal del 737 MAX se produjo el 29 de octubre de 2018 cuando un aparato de la aerolínea indonesia de bajo coste Lion Air se estrelló en el mar de Java con 189 personas a bordo.

El 10 de marzo de 2019, el vuelo 302 de Ethiopian Airlines se estrelló poco después de despegar del aeropuerto de Adis Abeba, ocasionando la muerte de 157 personas.