EFE NewsDenver (CO)

Centenares de jóvenes estudiantes universitarios latinos del sur de Colorado recibirán en total becas por un valor cercano a 2,3 millones de dólares que provienen del impuesto a la venta de la marihuana recreativa en el condado Pueblo, anunciaron este viernes las autoridades locales.

Según la información oficial, este es el mayor monto de dinero generado por la marihuana legal que se haya destinado en Colorado a un programa de becas universitarias. Y en este caso los más de 700 beneficiados serán todos ellos de origen latino.

Las becas, de entre 1.200 y 2.000 dólares, serán administradas por la Fundación de Educación Hispana de Pueblo (PHEF). Además, Pueblo (uno de los condados en Colorado que usa dinero de la marihuana para becas) destinará casi 700.000 dólares adicionales de sus propios fondos al proyecto, elevando el monto total de becas a unos tres millones de dólares.

“Nos entusiasma estar, por así decirlo, en la vanguardia de usar esos dólares para otorgar becas. Y cada año aumentamos la cantidad”, expresó Janelle Quick, directora de PHEF.

El programa se inició en febrero de 2016, dos años después de la legalización de la marihuana en Colorado. En aquel momento, el condado Pueblo esperaba reunir unos 250.000 dólares al año y eventualmente llegar al millón de dólares.

Las primeras becas, de 250 dólares, se entregaron oficialmente el 22 de junio de 2016 a unos 40 estudiantes, algunos de los cuales, dijo Quick, ya se graduaron de la universidad gracias, en parte, a la ayuda de PHEF.

Quick indicó que, tanto para recibir las becas como para renovarlas anualmente, los estudiantes deben mantener un alto rendimiento académico, completar ensayos, participar de servicios comunitarios y obtener ayuda financiera adicional de otras fuentes, como los subsidios estudiantiles que ofrece el Gobierno federal de Estados Unidos.

Inicialmente, las becas solo podían usarse en el Colegio Comunitario de Pueblo y en la Universidad Estatal de Colorado en Pueblo, una de las universidades de servicio a hispanos en este estado, es decir con más del 25 % de alumnos latinos. Pero en la actualidad los estudiantes pueden enrolarse en cualquier universidad acreditada del país.

Los fondos para este proyecto surgieron de una votación popular en noviembre de 2015 que autorizó al condado Pueblo a que 50 % del impuesto a la venta de marihuana se destine a becas y el otro 50 % a proyectos de infraestructura.

“Esto ha tenido un tremendo impacto en los estudiantes locales que reciben estas becas”, dijo el comisionado Garrison Ortiz, prometiendo “aumentar cada año” los fondos para esas becas.

En el condado Pueblo residen casi 170.000 personas, con un 42 % de hispanos y sólo 4 % de inmigrantes, según datos de la Oficina del Censo.