EFEMéxico

La industria mexicana de la madera y del mueble inició este miércoles la feria MEM Industrial, organizada por Hannover Fairs México, que buscará del 22 al 24 de enero "inversión inteligente" y "certeza jurídica" con cerca de 7.000 asistentes, 130 expositores y 230 marcas nacionales e internacionales.

"Hoy tenemos muchas más alternativas para comercializar productos y servicios. Cada día, muebles, máquinas y servicios se envían a todo el mundo, creando nuevas rutas de comercio", declaró en la inauguración Christian Pfeiffer, director Global de Eventos de Transformación de la Madera de Deutsche Messe.

La actividad del sector mueblero es una "de las más dinámicas de la industria manufacturera" en México, pues crece 10 % cada año y emplea a 100.000 personas, según datos de la Asociación Mexicana de Proveedores de la Industria Maderera y Mueblera (AMPIMM), uno de los socios del evento.

El país cuenta con más de 15 millones de hectáreas de bosque que pueden aprovecharse a nivel comercial, de acuerdo con la misma asociación, que identifica a los estados norteños de Durango y Chihuahua como las entidades con mayor número de estos ecosistemas.

Por ello, el director general de la AMPIMM, Carlos Cook, pidió en su discurso un mejor entorno legal y política para la industria tras felicitar a los presentes por "poner un granito de arena" para que el país salga adelante "a pesar de su gobierno".

"Necesitamos reglas claras y una dirección definida, con una estrategia inteligente que invite a la inversión, con políticas públicas que den certidumbre, necesitamos certeza jurídica, no terrorismo. A pesar de todo, estamos aquí en el desarrollo del país", argumentó.

El mercado mexicano del mueble y la madera es el segundo "más atractivo de Latinoamérica" al tener un valor de 2.470 millones de dólares, según la consultora Woodworking Network.

Las exportaciones de esta industria ascienden a 1.600 millones de dólares al año tan solo a Estados Unidos y Canadá, añade la misma firma.

Sin embargo, aunque los bosques "son una gran oportunidad para detonar el crecimiento del país", la industria debe ser sustentable, un reto que busca resolver la feria, apuntó Palmira Concepción Arnaz, coordinadora en Ciudad de México de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

"En este momento la sustentabilidad ya no es una tendencia, es una necesidad imperativa y es una condición indispensable, incluso, para la supervivencia de todo el planeta. Ya no estamos en condiciones de estar esperando a ver cuándo podemos hacer negocios más sustentables", manifestó la funcionaria.

Por estas razones, el sector privado reconoce la necesidad de incorporar a pueblos originarios y comunidades campesinas dentro de las cadenas de valor del sector para que México se convierta en potencia forestal, Manuel Pérez Cárdenas, jefe de la oficina de la Presidencia de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

"Probablemente estemos hablando de la mitad del territorio nacional, de propiedad social, y cómo nos vamos a plantear en el futuro con esa capacidad de expandir la producción de bienes forestales, que después serán aprovechables en materia industrial, para incorporar a las comunidades indígenas", mencionó.

MEM Industrial se realizará de este miércoles a viernes en el Centro Citibanamex de Ciudad de México, donde también buscarán innovación con tecnología 4.0 para resolver los problemas de sustentabilidad de los bosques nacionales.