EFEUSAWashington

La Cámara de Representantes aprobó este jueves un proyecto de presupuestos a corto plazo que de ser refrendado por el Senado alargará el fantasma de un nuevo cierre de Gobierno hasta el 21 de noviembre.

La Cámara Baja aprobó estas cuentas por 301 votos a favor y 123 en contra, y se espera que el Senado también la apruebe la semana que viene, antes de que varias agencias se queden sin fondos el 30 de septiembre.

El nuevo fin de plazo es ahora el 21 de noviembre, el último día antes del receso del Congreso con motivo de Acción de Gracias.

Las diferencias entre los recortes que propone el Gobierno de Donald Trump y el aumento del gasto en programas sociales, en especial de salud, que buscan los demócratas fueron algunas de las diferencias que alejaron un acuerdo más amplio.

Sin embargo, la batalla por la financiación del muro fronterizo con México sigue siendo el principal motivo de discordia.

Los demócratas no solo no quieren aprobar partidas para el muro sino que acusan a los republicanos de desviar fondos destinados a otros proyectos para la barrera fronteriza.

Fue precisamente la financiación del muro lo que provocó entre el 22 de diciembre de 2018 y el 25 de enero de 2019 el cierre parcial administrativo por falta de fondos más largo de la historia, con 35 días.

Cerca de 800.000 trabajadores públicos perdieron dos nóminas consecutivas.

El pulso entre demócratas y Trump se resolvió con la aprobación por parte del Congreso de 1.375 millones de dólares para el muro, una cifra muy alejada de los 5.700 que el mandatario había pedido.

Trump optó entonces por declarar una emergencia nacional con el objetivo de conseguir esos fondos sin el visto bueno del Legislativo, y reasignó 6.600 millones de dólares del Pentágono y del Departamento del Tesoro para su proyecto fronterizo.

A principios de 2018, Trump enfrentó dos cierres administrativos más por falta de fondos. El primero, en enero, se alargó durante tres días, mientras que el segundo, en febrero, duró apenas unas horas.