EFE NewsNueva York

Las aerolíneas estadounidenses American Airlines y Jetblue anunciaron este jueves una alianza para potenciar su negocio en el noreste del país y "acelerar la recuperación" de la pandemia, que incluye compartir vuelos para ofrecer a sus pasajeros más destinos a nivel nacional e internacional, así como beneficios de fidelidad.

En un comunicado, la presidenta y jefa de operaciones de Jetblue, Joanna Geraghty, indicó que unir su red nacional con el mapa internacional de American Airlines "crea una nueva opción competitiva en el noreste, donde los clientes anhelan una alternativa a las aerolíneas dominantes", y además permite a las dos empresas "acelerar la recuperación del coronavirus".

La alianza permitirá "integrar las redes" de estas dos grandes aerolíneas estadounidenses y "operar vuelos compartidos recíprocos", con lo que los pasajeros podrán reservar un mismo itinerario en cualquiera de sus páginas web.

Las compañías buscan reforzar su posición frente a rivales como Delta o United en un momento en que el turismo internacional está en mínimos y los vuelos domésticos en EE.UU. se ven afectados por restricciones, como las impuestas por los estados de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut a viajeros procedentes de puntos calientes de COVID-19.

Mediante esta iniciativa, Jetblue introduce en su red unas 60 rutas operadas por American, mientras que American introduce más de 130 rutas operadas por Jetblue.

Además, a raíz de este pacto, American lanza conexiones de larga distancia desde el aeropuerto neoyorquino de JFK hasta Tel Aviv y Atenas, que se suman a sus populares conexiones con Londres y Madrid, y a las que añadirá Rio de Janeiro previsiblemente en invierno de 2021.

Las aerolíneas tendrán más presencia en los tres principales aeropuertos de Nueva York (JFK, LaGuardia y Newark) así como en Boston y Filadelfia, con vistas a potenciar su servicio en la Costa Este y la Oeste, así como el sureste de EE.UU., indica la nota.

American Airlines advirtió este miércoles de que podría verse forzada a suspender a 25.000 empleados, en torno al 20 % de su plantilla, tras sufrir una caída de ingresos del 80 % interanual este mes de junio, y otras aerolíneas como United han anunciado medidas similares ante un aumento de casos de coronavirus en el país.