EFE NewsWashington

General Motors (GM) tuvo unos beneficios netos en los seis primeros meses de 2021 de 5.858 millones de dólares, tras ganar 2.836 millones de dólares en el segundo trimestre, pero no cumplió con las expectativas de los mercados por unos 1.300 millones de dólares en costes relacionados con llamadas a revisión.

GM dijo este miércoles que las ganancias por acción en el segundo trimestre del año se situaron en 1,97 dólares, unos 30 céntimos menos de lo previsto por los analistas, lo que provocó una caída del valor de los títulos del fabricante en un 9 % a pesar de los beneficios.

El fabricante explicó que en el segundo trimestre incurrió en unos costes extra de unos 1.300 millones de dólares en llamadas a revisión de los que unos 800 millones correspondieron al Chevrolet Bolt EV, un vehículo eléctrico que ha sufrido ya dos programas de reparación por el peligro de incendio de sus baterías.

Durante una conferencia telefónica con analistas y medios de comunicación tras la publicación de los resultados, tanto la presidenta y consejera delegada de GM, Mary Barra, como el director financiero de la compañía, Paul Jacobson, restaron importancia a los efectos de los problemas con las baterías del Bolt.

Barra señaló que esta situación no afecta a la plataforma Ultium, sobre la que la compañía está diseñando y produciendo decenas de nuevos vehículos eléctricos que tienen que llegar a los mercados en los próximos años.

Además, indicó que Ultium es un sistema diferente al que utiliza el Chevrolet Bolt EV y que las plantas que producen las células de baterías Ultium "siguen rigurosos procesos de calidad".

También reveló que GM añadirá una nueva furgoneta eléctrica y un camión semipesado eléctrico en los próximos años y que serán comercializados de forma independiente de los productos de BrightDrop, la unidad de negocios de GM dedicada a la producción de furgonetas de reparto eléctricas para compañías como FedEx o UPS.

Los nuevos vehículos utilizarán las baterías Ultium aunque el camión semipesado también estará disponible con pila de combustible de hidrógeno.

Barra elogió el rendimiento de la compañía en el segundo trimestre ante "un ambiente rápidamente en cambio" y con la dificultad añadida de la escasez de chips en el sector del automóvil.

En este sentido, Jacobson señaló que a pesar de que GM ha tenido que parar la producción de la mayoría de sus modelos en algún momento durante los pasados 12 meses, "el año, de hecho, está progresando bastante bien" y destacó que la compañía ha superado las expectativas.

Tanto Jacobson como Barra se mostraron de acuerdo en que la escasez de chips seguirá siendo un problema hasta 2022.

Aun así, GM elevó sus expectativas de ganancias para el conjunto de 2021 a entre 7.700 y 9.200 millones de dólares con unas ganancias ajustadas antes de intereses e impuestos de entre 11.500 y 13.500 millones de dólares, alrededor de un 15 % más que lo inicialmente previsto.

Estas cifras incluyen entre 3.500 y 4.500 millones de costes adicionales que GM prevé en la segunda mitad del año: unos 1.500 y 2.000 millones en aumento de los precios de las materias primas, menores ingresos de GM Financial, y la producción de 100.000 vehículos menos en Norteamérica.

La norteamericana siguió siendo la principal región de GM en el primer semestre tras ganar ahí 6.028 millones de dólares entre enero y junio pasado, un aumento del 188 %. Solo en el segundo trimestre, GM Norteamérica ganó 2.894 millones de dólares frente a las pérdidas de 101 millones en el mismo periodo de 2020.

GM Internacional, que agrupa las operaciones de la compañía en el resto del mundo, tuvo unos beneficios en los seis primeros meses de 2021 de 323 millones de dólares. En el mismo periodo de 2020, había perdido 821 millones de dólares.

En el segundo trimestre de 2021, GM Internacional ganó 15 millones de dólares (270 millones de pérdidas en 2020).

Por su parte, GM Financial ganó 2.763 millones de dólares, un aumento del 505 % respecto a los resultados del primer semestre de 2020. En el segundo trimestre de 2021, los beneficios de GM Financial sumaron 1.581 millones de dólares, un incremento del 599,5 %.

Cruise, la unidad dedicada al desarrollo de vehículos autónomos, perdió 561 millones de dólares, un 32,6 % más que en 2020.

Las ganancias ajustadas de GM antes de intereses e impuestos fueron de 8.534 millones de dólares en el semestre, un incremento del 1.095 %.

Los ingresos de la compañía también se dispararon en el segundo trimestre respecto a los del mismo periodo de 2020, con un total de 34.167 millones de dólares, un 103,6 % de incremento. En el conjunto del semestre, los ingresos ascendieron a 66.641 millones de dólares, un aumento del 34,6 %.