EFEMiami

La confianza entre los consumidores hispanos experimentó un leve descenso en el tercer trimestre respecto al segundo, debido a la incertidumbre que generan los problemas de la cadena de distribución, los cambios en el mundo laboral y la inflación, pero sigue alta en comparación con 2020.

De acuerdo con la Iniciativa de la Encuesta sobre Economía y Negocios (BEPI) de la Universidad Atlántica de Florida (FAU), el Índice de Sentimiento del Consumidor Hispano declinó levemente de un 90,8 % en el segundo trimestre a un 90,5 % en el tercero, pero permanece bien por encima del 84,9 % del tercer trimestre del año pasado.

En el tercer trimestre del 2021, el optimismo declinó levemente, según tres de las cinco preguntas utilizadas para generar el índice.

El porcentaje de hispanos que piensan que están mejor económicamente que hace un año se situó en un 62 %, un punto menos que en el semestre anterior.

Con relación a la perspectiva a largo plazo, también hubo un descenso de un punto, del 59 % al 58 %.

Además, los que respondieron a la encuesta se mostraron cautelosos acerca de comprar artículos de lujo para el hogar.

Un 48 % manifestó que es un buen momento para hacer estas compras, lo que significa un descenso respecto al 53 % de los que se manifestaron así en el segundo trimestre.

Sin embargo, los hispanos están más optimistas con relación a su futura situación económica, ya que el 78 % de los mismos así lo manifestaron en el tercer trimestre, lo cual significa un aumento si se considera el 74 % del segundo trimestre.

La perspectiva económica a corto plazo también es optimista, ya que el 53 % dice que espera que el país ofrezca buenas condiciones para los negocios en el año entrante, en contraste con el 51 % que manifestó lo mismo en el segundo trimestre.

"Los hispanos permanecen optimistas acerca de su situación económica personal para el futuro", manifestó Mónica Escaleras, directora de FAU BEPI.

"Sin embargo, debido a una mayor inflación, los hispanos están haciendo menos compras de propiedades, automóviles y artículos de lujo para sus hogares", agregó.

La encuesta se basó en una muestra de 514 hispanos adultos entrevistados desde el 1 de julio hasta el 30 de septiembre.

El margen de error es de +/- 4,32 %.