EFECiudad de México

En el marco de la celebración del cuarto año de su triunfo electoral, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, inauguró este viernes de forma simbólica la refinería de Dos Bocas, en el sureste del país.

“Ya es un sueño convertido en realidad”, enfatizó el presidente mexicano, tras cuatro años de su triunfo electoral en las urnas de 2018.

En 2018, cuando el electorado mexicano le dio la victoria a López Obrador, este se comprometió a ejecutar 100 acciones para llevar a cabo su movimiento de la cuarta transformación, entre ellos el número 71: construir una nueva refinería para alcanzar la autosuficiencia de combustibles.

Con bombo, platillo y trompeta, López Obrador caminó hasta la entrada de la fachada de la nueva refinería “Olmeca” en Tabasco, mientras la bandera de México se izaba en un gran poste y las fuerzas armadas mexicanas entonaban el himno nacional.

En el corte del listón, el mandatario mexicano estuvo acompañado de la secretaria de Energía, Rocío Nahle; el secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O; el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero, y los secretarios de Defensa Nacional y Marina, Luis Cresencio Sandoval y José Rafael Ojeda, respectivamente.

Al recorrer la obra, se escuchaban todavía los golpes de martillos y obras, así como se podían apreciar las grúas que todavía recorrían el complejo de 580 hectáreas para concluir los trabajos de esta refinería que se plantea terminar en 2024, con capacidad de procesar 340.000 barriles diarios de petróleo.

“Ya se inician los trabajos de prueba para que empiece a funcionar todo el conjunto. (...) Como lo concebimos vamos a poder procesar 340.000 barriles de petróleo”, expresó López Obrador.

Por su parte, la responsable de la política energética mexicana, Rocío Nahle, detalló que se obtendrán 140.000 barriles diarios de gasolinas y 120.000 barriles diarios de diésel de bajo azufre.

El mandatario insistió en que la construcción de Dos Bocas, en el estado de Tabasco “fue el mejor sitio”, pues explicó que ya se contaba con una terminal de Pemex y no fue necesario invertir en más infraestructura para llevar hasta la refinería el petróleo que se extrae por la petrolera estatal mexicana.

“Aquí llega todo el petróleo de tierra y de agua somera de Tabasco y de Campeche, aquí llegan un millón de barriles diarios de crudo”, comentó.

López Obrador insistió en que se cambia la dinámica de vender crudo e importar gasolinas y se persigue el objetivo hacía 2023 de dejar de exportarlo y producir todos los combustibles de la demanda nacional.

“Se apostó (en el pasado) a vender petróleo crudo y comprar en el extranjero gasolinas y diésel. (...) Ahora se está cambiando, ya no vamos a vender petróleo crudo, vamos a procesar toda nuestra materia prima para producir las gasolinas y el diésel”, acotó.

Festejó que sea una obra construida 100 % por mexicanos, con 25.000 trabajadores laborando y que recibirá un millón de barriles diarios de petróleo de los 1,7 millones de barriles que extrae Pemex a diario, principalmente de la sonda de Campeche.

De acuerdo con el titular de Pemex, Octavio Romero, en junio pasado se alcanzó una producción de 1,77 millones de barriles diarios de crudo.

En mayo pasado se recuperó el nivel de consumo de gasolinas previo a la pandemia por covid-19 con la venta de 709.200 barriles diarios de gasolinas, mientras que el precio de la mezcla mexicana se apreció por encima de los 90 dólares, lo que dijo, ha permitido mantener sin aumento el precio de los combustibles.

Durante su inauguración no se dio el monto de inversión de la refinería de Dos Bocas en su etapa de prueba, aunque el presidente ha reconocido que se tiene un sobrecosto de hasta cuatro millones al momento, distante de los 8.000 millones de dólares estimados al inicio.

RECUENTO SOCIAL

El presidente López Obrador también detalló que a cuatro años de su triunfo electoral cumple con su compromiso de establecer una política social en México, por lo que festejó que 25 millones de familias reciben de manera directa al menos uno de los programas del bienestar, impulsados desde su gobierno.

“Al 80 % de los hogares de México llega sin intermediarios cuando menos una pequeña cantidad de presupuesto público, el resto de la población también se beneficia de manera indirecta porque no olvidemos que la paz es fruto de la justicia”, señaló.

El mandatario mexicano comentó que se han vacunado a 89,1 millones de personas contra la covid-19 y reconoció que la pandemia rebrota, aunque "sin su gravedad original”.

En la seguridad, apuntó que se han reducido 30 % los delitos del fuero federal, se observa una disminución de 5 % a los homicidios dolosos, el secuestro en 44 %, el robo de vehículo en 40% y el robo en general en 24 %.

“Falta mucho por hacer en esta impostergable y justa demanda popular pero estamos seguros que Seguiremos avanzando porque trabajamos todos los días”, resaltó.

En medio de una inflación de 7,8 % hasta la primera quincena de junio, López Obrador resaltó que la economía creció 1 % en el primer trimestre del año, cuando la inflación se ubicó en 7,6 %, lo cual dijo fue un punto porcentual menos que en Estados Unidos.