EFECiudad de México

El Gobierno de Estados Unidos notificó este martes a la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) que le fue asignada nuevamente la certificación de camarón mexicano para que pueda ser exportado a dicho mercado, informaron autoridades.

En un comunicado, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) de México indicó que desde el pasado 30 de abril, el Gobierno mexicano "asumió un fuerte compromiso por recuperar, lo antes posible, esta certificación".

Agregó que México tiene un programa para reducir la captura incidental de tortugas marinas con el uso de los llamados dispositivos excluidores de tortugas marinas (DET) en las grandes embarcaciones de las pesquerías de camarón, que son comparables con el programa de Estados Unidos, de conformidad con la Sección 609 de la legislación de esa nación.

Y señaló que la certificación se retiró porque se habían encontrado embarcaciones que carecían o tenían fallas de los DET.

Indicó que entre el 16 y 30 de septiembre pasado una delegación estadounidense, integrada por Jared Milton, del Departamento de Estado, y Aaron Blake, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), viajó a México para realizar visitas de verificación de DET.

Además, tuvo reuniones de coordinación en los puertos de Tampico (estado de Tamaulipas); Campeche, (Campeche); Puerto Peñasco y Guaymas, (Sonora), y Topolobampo, Mazatlán y la comunidad pesquera de La Reforma, (Sinaloa).

El titular de la Sader, Víctor Manuel Villalobos, afirmó que el Gobierno de México está comprometido con la producción sustentable del camarón mexicano a través de medidas efectivas y comparables que aseguran la conservación y protección de las tortugas marinas.

Agregó que solo con una convergencia de acciones responsables entre Gobierno e industria se pueden tener estos positivos resultados que se transforman en la reapertura de un mercado que es muy importante para el camarón mexicano.

Desde 2010, Estados Unidos había retirado la certificación de camarón a México para ser exportado a dicho país, aunque había estado en gestiones para permitir, por lo menos, la exportación de camarón ribereño y evitar más afectaciones económicas.

Según estimaciones, la captura de camarón ribereño representa un impacto económico y social para más de 63.000 pescadores mexicanos y sus familias, así como para más de 254.000 personas que dependen de esta actividad. EFE

csr/mqb/ares