EFE NewsNueva York

Nueva York animó este miércoles a su población local a revitalizar el turismo de la Gran Manzana, golpeado con fuerza por la pandemia de la COVID-19, con una campaña que les invita "reconectar con la ciudad que aman" y visitar los hoteles, restaurantes y negocios que están reabriendo sus puertas en los cinco distritos de la gran urbe.

La campaña usa el eslogan "All in", tomado del póker y que significa apostarlo todo, y forma parte de un plan de acción de la Coalición para la Recuperación del Turismo de la ciudad de Nueva York, un grupo de empresarios, organizaciones e instituciones culturales que asesoran a la Alcaldía bajo la batuta de NYC & Company, el organismo que se encarga de la promoción turística.

Se divide en tres etapas que irán avanzando a medida que la ciudad progrese en su reapertura, por lo que los programas de promoción y turismo se dirigen primero hiper-localmente a la población metropolitana y cuando las condiciones lo permitan, se ampliarán a nivel regional y nacional hasta llegar a los turistas internacionales en el futuro.

"Nuestro foco inicial en lo hiper-local es extremadamente importante porque, como aprendimos tras la crisis financiera de 2008, hacer que los neoyorquinos gasten en su ciudad a través de 'staycations' (vacaciones en casa) y otras promociones fue una parte clave de nuestro éxito", explica NYC & Company en su "hoja de ruta".

De acuerdo a las cifras de la compañía, en 2019 hubo 66 millones de turistas en Nueva York, la mayoría visitantes de EE.UU., lo que alimentó un sector con unos 403.000 empleos y una actividad económica de 71.000 millones de dólares que generó unos ingresos por impuestos de 7.000 millones.

No obstante, el parón de actividad por la pandemia y las restricciones de vuelo han "dejado en pausa" el turismo en la segunda mitad de 2020, con los museos, las atracciones y Broadway cerrados y los restaurantes con capacidad limitada, lo que ha provocado "una rápida y profunda pérdida de trabajos" que esta iniciativa busca paliar.

En ese sentido, parte de la campaña es estandarizar las prácticas de salud pública mediante un "juramento" de ciudadanos y dueños de negocios para comprometerse a seguir reglas sanitarias, patrones de higiene y distancia social para combatir la propagación de la COVID-19.

Entre las iniciativas, se ha creado un vídeo promocional con elementos icónicos de Nueva York, como su gente, sus paisajes y sus restaurantes, y se va a instalar una exposición pública en paneles al aire libre por toda la ciudad con obras creadas por artistas emergentes locales.

También se ha invitado a los restaurantes a mostrar en vídeo lo que están haciendo para dar la "bienvenida" a sus clientes en la "nueva normalidad" y poner cara a los pequeños negocios, y algunos neoyorquinos reconocidos se convertirán en "influencers" de la ciudad en las redes sociales.