EFE NewsWashington

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jeromme Powell, comprometió este martes el respaldo de ese organismo para revertir la crisis del coronavirus, pero dijo que se requiere también más estímulo fiscal, algo que compete al Congreso.

En una comparecencia ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, Powell afirmó que desde que comenzó la crisis, se ha producido una mejora continua de las condiciones económicas en EE.UU., y comprometió el respaldo de la Fed "el tiempo que sea necesario" para mantener la recuperación.

Sin embargo, recordó a los legisladores que la Fed tiene capacidad prestataria, pero no de gasto, que es una competencia del Congreso, un argumento que se ha convertido en uno de sus mantras para pedir la aprobación de un nuevo paquete de estímulo fiscal.

"Al servir de respaldo a los mercados crediticios clave, nuestros programas han aumentado significativamente la ampliación del crédito de los prestamistas privados, pero eso es sólo un respaldo (...) Además, se trata de poderes crediticios, no de gastos", dijo Powell.

POWELL RESPALDA MÁS APOYO FISCAL DIRECTO

El presidente de la Fed advirtió de que mucha gente, y la economía en general, se beneficiarán de estos programas, pero para otros "un préstamo difícil de pagar podría no ser la respuesta, y en estos casos puede que se requiera un apoyo fiscal directo".

Tras la aprobación de un plan de estímulo de 2,2 billones de dólares en marzo, el Congreso ha sido incapaz de acordar otro similar una vez las prestaciones adicionales por desempleo han vencido y la ayuda financiera a los hogares se ha agotado.

También el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, respaldó en la misma audiencia un nuevo paquete de estímulo, que los republicanos valoran en 1 billón de dólares y los demócratas en 3 billones, y cuya negociación se ha topado con las peleas partidistas en un año electoral como este.

"La reapertura de la economía y la Ley Cares (como se llamó el primer plan de estímulo) han permitido un repunte económico notable, pero algunas industrias particularmente afectadas por la pandemia requieren un alivio adicional", dijo Mnuchin.

UNA RECESIÓN QUE GOLPEA A LOS MÁS NECESITADOS

Powell, por su parte, recordó que la recesión ha afectado más a "los menos capaces de soportar la carga" y que el desempleo ha sido especialmente duro para los "trabajadores con salarios más bajos, las mujeres y los afroamericanos e hispanos".

"La actividad económica se ha recuperado de su nivel deprimido del segundo trimestre (...) Muchos indicadores económicos muestran una mejora notable", dijo Powell, pero advirtió que "tanto el empleo como la actividad económica en general se mantienen muy por debajo de sus niveles anteriores a la pandemia".

Según el presidente del banco central de EEUU, gracias al primer paquete de estímulo fiscal, el gasto de los hogares, que es el verdadero motor de la economía del país, ha recuperado "alrededor de tres cuartas partes de su declive".

Powell prometió que la Fed seguirá utilizando sus "herramientas" para hacer lo posible, "durante el tiempo que sea necesario, para asegurar que la recuperación sea lo más fuerte posible y limitar que la economía sufra un daño permanente" debido a esta crisis.

Al comenzar la crisis por la pandemia, la Fed celebró en marzo pasado una reunión extraordinaria en la que rebajó los tipos de interés de referencia a un rango entre el 0 y el 0,25 %, al tiempo que recurrió a todo su arsenal monetario, con inyecciones masivas de liquidez en los mercados financieros y compras masivas de deuda.

La semana pasada, Powell aseguró en rueda de prensa que la Fed planea mantener los tipos de interés cercanos al 0 % hasta 2023, después de haber variado los criterios de este organismo supeditando el objetivo de inflación del 2 % a la recuperación del empleo.

YA SE HAN RECUPERADO UNOS 11 MILLONES DE EMPLEOS

Según Powell, la meta de inflación del 2 % fijada por la Fed no se alcanzará hasta 2023.

En junio, la Fed adelantó una contracción del 6,5 % del PIB real y una tasa de desempleo del 9,3 % para finales de 2020, pero el informe de empleo de agosto, que muestra un desempleo del 8,4 %, mejor de lo esperado, sugiere que la recuperación económica puede ser más rápida de lo que se esperaba originalmente.

Según Powell, el mercado laboral ya ha recuperado cerca de la mitad de los 22 millones de empleos fijos que se perdieron en marzo y abril por el cierre de la economía debido a la pandemia, pero lo que preocupa es la recuperación de la otra mitad sin más estimulo.

La Fed espera ahora para finales de año una contracción del 3,7 % del PIB y que la tasa de desempleo se sitúe en el 7,6 %.