EFEUSANueva York

La multinacional Procter & Gamble anunció este martes un beneficio de 3.897 millones de dólares en su año fiscal 2019, un 60 % menos interanual, debido a la amortización de 8.000 millones en su marca de cuchillas de afeitado Gillette.

La fabricante de productos para el hogar y la higiene personal, con sede en Cincinnati (Ohio), apenas varió su facturación (1 %) en los doce meses terminados el 30 de junio de este año, y recaudó 67.684 millones de dólares.

En cuanto a los resultados del cuarto trimestre, P&G tuvo una pérdida neta de 5.241 millones, revirtiendo los resultados del mismo tramo de 2018, en el que tuvo un beneficio de 1.891 millones.

Fue en este periodo comprendido entre abril y junio cuando Procter se anotó un cargo de 8.000 millones para amortiza activos de Gillette, el negocio de afeitado que la firma compró hace unos 14 años por 57.000 millones y que desde entonces se ha devaluado.

P&G señaló que a Gillette le ha "impactado negativamente la contracción del mercado de hojas y cuchillas, principalmente en los mercados desarrollados, debido a una menor frecuencia de afeitado", pero aún así destacó que genera ganancias y sigue teniendo atractivo.

Las ventas de Procter en estos últimos tres meses aumentaron un 4 %, hasta 17.094 millones, impulsadas en buena parte por un mayor volumen de envíos y por un "crecimiento orgánico desproporcionado" de la marca de lujo de cuidado de la piel SK-II, la de Olay Skin Care y otros productos de cuidado personal.

En el segmento de los productos de cuidado personal, Procter señaló que las ventas se incrementaron debido a la innovación y a una llegada tardía de la temporada de resfriados y toses.

El presidente y consejero delegado de la compañía, David Taylor, consideró que se han "alcanzado o superado" las metas de ventas, beneficios y efectivo en el año fiscal, y destacó que este último trimestre ha registrado las mejores ventas orgánicas en una década.

De cara al año fiscal 2020, P&G dijo esperar que sus ingresos aumenten entre un 3 y un 4 % respecto a este ejercicio, teniendo en cuenta un "modesto impacto negativo debido a las divisas extranjeras", y un crecimiento de las ventas orgánicas también del 3 al 4 %.

Los resultados tuvieron una buena acogida entre los inversores y media hora después del comienzo de la sesión en la Bolsa de Nueva York, las acciones de P&G ascendían un 3,77 %, encabezando las ganancias del grupo del Dow Jones de Industriales.