EFE NewsMiami

Casi 169.000 puestos de trabajo y 23.000 millones de dólares en actividad económica pueden perderse este año en Florida como consecuencia de los efectos en el sector portuario de la crisis de la COVID-19, según un estudio publicado este martes.

El Consejo de Puertos de la Florida encargó el informe a la firma especializada Martin Associates para acompañar una carta enviada este martes a los líderes del Congreso de EE.UU. para pedir ayuda urgente para un sector que, según recuerda, hasta ahora no se ha beneficiado de los paquetes de alivio o estímulo.

"Recomendamos que se facilite no menos de 1.500 millones de dólares a los puertos de EE.UU. y no menos de 2.000 millones para otros negocios marítimos implicados en la operación esencial del sistema de transporte marítimo de esta nación", escribió Doug Wheeler, presidente y director ejecutivo del Consejo de Puertos de Florida, en la carta.

Se necesitan esos fondos para "respuestas de emergencia, tareas de limpieza, manejo de personal, retención de la fuerza laboral, pagas por enfermedad, procura de equipos de protección personal, pago del servicio de deudas y pérdida de ingresos".

Wheeler dirigió la carta al líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, y al líder de la minoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer,

Antes de la pandemia, que ha golpeado duramente a Florida tanto desde el punto de vista sanitario como del económico, los puertos marítimos floridanos contribuían a la economía estatal con 117.600 millones de dólares y más de 900.000 empleos directos e indirectos, señala la carta citando los datos del informe.

El impacto de la pandemia en los puertos de Florida se resume en menos carga líquida y seca, menos carga en contenedores y casi cinco millones menos de pasajeros de cruceros y la consecuencia es la pérdida de empleos y de ingresos por actividad económica.

Según el informe de Martin Associates, el impacto de la pandemia se resume en la pérdida de 5,6 millones de toneladas de carga liquida, 1,6 millones de toneladas de carga seca y 4,9 millones de pasajeros.

Todo ello supone una pérdida de casi 23.000 millones de dólares.

Los casi 169.000 puestos de trabajo en riesgo incluyen tanto a los que dependen directamente de los cruceros y la carga como a otros afectados por el corte en la cadena de suministro y del sistema de transporte marítimo, según el Consejo de Puertos de Florida.

"Tanto si mueven más de un centenar de millones de toneladas de carga como millones de pasajeros de cruceros, los puertos marítimos de Florida generan y sustentan una vasta gama de comercio y son las puertas internacionales para las mercancías que salen y entran a nuestro estado", escribió Wheeler.

El dirigente del Consejo de Puertos de Florida exhortó al Congreso a aprobar leyes que "provean al sector marítimo el mismo alivio que se le ha ofrecido a otros sectores" durante la pandemia de la COVID-19 y "cerrar la brecha en la ayuda federal de emergencia" que afecta a puntos críticos en la cadena de suministro marítimo.