EFENueva York

Las acciones de Robinhood, la popular aplicación de corretaje estadounidense, volvieron a dispararse este miércoles, llegando a ganar más de un 80 % y obligando a detener en varios momentos su cotización dada la fuerte volatilidad.

Robinhood, que había protagonizado la semana pasada un decepcionante estreno bursátil, cerró el martes con un alza del 24 % y hoy seguía por la misma senda en medio de un fuerte interés de los inversores.

Casi dos horas después del inicio de las operaciones, sus títulos ganaban algo más de un 32 %, aunque habían llegado a dispararse momentáneamente más de un 80 % en los primeros compases de la sesión.

La fuerte volatilidad llevó a que la cotización se parase en más de una ocasión y convirtió a Robinhood en uno de los valores a los que más atención se prestaba hoy en Wall Street.

Por el momento, no está claro qué está impulsando las fuertes subidas de sus acciones, aunque algunos expertos apuntan a una fuerte apuesta hecha ayer por un influyente fondo de inversión como uno de los factores.

Robinhood decepcionó la semana pasada en su salida a bolsa, perdiendo un 8 % en su primera jornada, tras desmarcarse de las fórmulas más habituales y reservar para sus usuarios hasta un 35 % de las acciones iniciales.

La firma buscó así hacer bueno su lema de democratizar el acceso a Wall Street para los pequeños inversores, una fórmula de negocio que le ha dado una gran popularidad en Estados Unidos.

El número de usuarios de Robinhood prácticamente se ha duplicado en medio año, hasta 21 millones en junio, en buena medida por el fenómeno de los llamados valores "meme", títulos como los de la cadena de tiendas de videojuegos GameStop que se convirtieron en favoritos de inversores aficionados coordinados en foros de internet como Reddit y que en muchos casos usan esta plataforma para acceder a los mercados.

La cotización de ese tipo de acciones ha estado marcada en los últimos meses por la volatilidad y algunos analistas creen que Robinhood puede también seguir esa senda.

La aplicación de 'trading' llevaba desde el año pasado preparando su desembarco en Wall Street, pero tuvo que retrasar sus planes con el frenesí creado por los pequeños inversores en los mercados y a las investigaciones abiertas por los reguladores por su respuesta a esa situación

Fundada en 2013, Robinhood ha tenido un ascenso meteórico gracias a su facilidad de uso, las pocas barreras para operar desde el móvil y el hecho de que no impone comisiones directas al usuario.