EFE NewsSan Francisco

Los trabajadores de un almacén de Amazon en Alabama rechazaron crear el que hubiera sido el primer sindicato de empleados de la empresa en el país, según el conteo público de los votos este viernes, en el que el "no" se impuso al "sí" por amplia mayoría.

De esta forma, de los 3.215 votos emitidos y con el 71 % escrutado, los que se oponen al sindicato ya superan más de la mitad, 1.798.

Los partidarios del sindicato, por su parte, han recabado únicamente 738 apoyos, menos de la mitad que sus adversarios.

Los resultados definitivos todavía no han sido certificados por la Junta Nacional de Relaciones Laborales, y los sindicalistas aún tienen la opción de plantear una batalla legal si consideran que ha habido irregularidades en el proceso.

El escrutinio comenzó ayer, jueves, tras prácticamente dos semanas enteras de discusiones entre la empresa y los sindicalistas sobre la validez de cada voto en un proceso que se hizo manualmente a puerta cerrada y sufragio a sufragio.

Según fuentes sindicales, Amazon rechazó varios centenares de votos.

Por lo que podría haber tenido de pionera, la votación fue muy seguida en todo el país, e incluso el presidente, el demócrata Joe Biden, aludió implícitamente a este caso cuando hizo, a principios de marzo, una férrea defensa pública de los sindicatos y del derecho a sindicarse.

La firma que dirige Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo según Forbes, es el segundo mayor empleador de Estados Unidos, solo por detrás de la cadena de hipermercados Walmart, y desde el inicio de la pandemia ha disparado tanto su actividad como sus beneficios y ha contratado a decenas de miles de nuevos trabajadores.

Sin embargo, la empresa no cuenta con ningún sindicato de trabajadores en el país y es conocida por su firme oposición a los esfuerzos organizativos de sus empleados, algo que ha mostrado en varias ocasiones a lo largo de esta campaña en el almacén de Alabama.