EFEUSAWashington

El presidente, Donald Trump, aprobó hoy un segundo paquete de ayuda a los granjeros y agricultores del país, esta vez de 16.000 millones de dólares, con el fin de paliar los efectos de la guerra comercial con China.

"Vamos a asegurarnos de que nuestros granjeros consiguen el alivio que necesitan, y muy rápido", dijo Trump en un acto en la Casa Blanca con agricultores de diferentes tipos de cosechas.

"Este apoyo a nuestros granjeros se financiará con los miles de millones de dólares que el Tesoro recibe" de los aranceles impuestos a China, aseguró el mandatario.

Unas horas antes, el secretario de Agricultura, Sonny Perdue, adelantó que Trump había aprobado ese paquete, y aseguró que está destinado a ayudar "a los granjeros que han sido dañados por estas represalias arancelarias", en una entrevista con la cadena Fox News.

En 2018, el país ya anunció un programa de asistencia similar por 12.000 millones de dólares para el sector agrícola y ganadero.

Según Purdue, parte de los 16.000 millones de dólares serán usados "para acceso a otros mercados" y, si China decide no cumplir, entonces se venderán estos productos en otros lugares".

Entre estos mercados, el secretario de Agricultura citó la India, Filipinas, Malasia y Tailandia.

Como ejemplo de los efectos de esta guerra arancelaria, las exportaciones de soja a China han caído más de un 80 % en el pasado año, y Pekín ha pasado a comprar soja de Brasil y Argentina.

La guerra comercial entre Washington y Pekín se recrudeció a comienzos de este mes, cuando el país incrementó los aranceles para varias importaciones chinas de más de 5.000 productos, valoradas en unos 200.000 millones de dólares, de un gravamen del 10 % a uno del 25 %.

Trump, que se mostró crítico con la actitud negociadora de Pekín, amenazó además con aranceles similares al resto de las importaciones chinas por valor de 325.000 millones de dólares, si no alcanza un acuerdo comercial con Pekín.

El mandatario aseguró hoy que es "optimista de que en algún momento" llegará a un acuerdo con China para frenar la guerra comercial, y recordó que dentro de un mes se reunirá con el presidente chino, Xi Jinping, en la cumbre del G20 en Osaka (Japón).

Como represalia a las medidas anunciadas por Trump, China planea imponer a partir del 1 de junio aranceles del 25 % a bienes importados por valor de 60.000 millones de dólares.

En 2018, el país exportó bienes por valor de 120.000 millones de dólares a China, mientras que las importaciones del gigante asiático ascendieron a 540.000 millones de dólares.