EFE NewsWashington

Una jueza de California bloqueó este domingo la orden del Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de prohibir las descargas de la red de mensajería china WeChat (el WhatsApp chino) en el mercado de aplicaciones estadounidense.

La magistrada federal Laurel Beeler, de una corte del Distrito Norte de California, emitió una orden preliminar para bloquear la prohibición a las descargas de WeChat que iba a entrar en vigor a las 23:59 hora local de este domingo (03:59 hora GMT).

La jueza explicó en un escrito que "ciertamente el interés general de seguridad nacional del Gobierno es significativo, pero (...) mientras que el Gobierno ha establecido que las actividades de china suponen preocupaciones significativas de seguridad nacional, ha dado pocas pruebas de que la prohibición efectiva de WeChat para todos los usuarios en EE.UU. aborde esas preocupaciones".

"Y como apuntan los demandantes -agregó-, hay alternativas obvias a una prohibición completa, como vetar WeChat de los aparatos del Gobierno, como ha hecho Australia, o adoptar otras medidas para tratar la seguridad de los datos".

Esta decisión supone una victoria para la empresa propietaria de WeChat, la tecnológica china Tencent Holdings, y la Alianza de Usuarios de WeChat en EE.UU., una organización que asegura que no está vinculada a la compañía que presentó una demanda contra la Administración de Trump en agosto.

La jueza razonó que en los usuarios de WeChat en EE.UU. han expresado en su demanda "cuestiones serias" sobre la amenaza que puede suponer la orden del Gobierno a sus derechos reconocidos en la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense, que garantiza las libertades de expresión, culto, prensa y de reunión.

Y mencionó que esa red social es de utilidad para miembros de la comunidad chino-estadounidense o hablantes chinos en el país norteamericano.

"Las pruebas de los demandantes reflejan que WeChat es efectivamente el único medio de comunicación para muchos en la comunidad, no solo porque China prohíbe otras aplicaciones, sino también porque los hablantes chinos con poco dominio del inglés no tienen otra opción más que WeChat", razonó la magistrada.

Esta decisión judicial se produce después de que el sábado el Departamento de Comercio de EE.UU. anunciara que iba a retrasar una semana la aplicación de medidas similares contra TikTok, que en un principio iban a entrar en vigor hoy, después de que Trump diera su "bendición" a un acuerdo preliminar para que pueda operar en el país, en asociación con las estadounidenses Oracle y Walmart.

El viernes el Gobierno de EE.UU. informó de que bloquearía las descargas de TikTok y WeChat en los sitios de compra de aplicaciones estadounidenses a partir de este domingo y que las autoridades del país vetarían su uso completo a partir del 12 de noviembre, citando preocupaciones en la seguridad nacional.

En el caso de WeChat también iba a vetar a partir de este domingo cualquier transferencia de fondos o pagos en EE.UU. a través de esta aplicación, lo que también ha quedado paralizado por la orden de la jueza de California.