EFEUSANueva York

Wall Street cerró este miércoles en rojo y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajó un 0,17 %, por el mal comportamiento de los bancos, las tecnológicas y las energéticas.

Al término de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones recortó 43,68 puntos, hasta situarse en 26.004,83, mientras que el selectivo S&P 500 retrocedió un 0,20 % o 5,88 unidades, hasta 2.879,84.

Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq, que aglutina a las principales compañías tecnológicas, se deslizó un 0,38 % o 29,85 unidades, situándose en 7.792,72.

Por sectores, el enérgico (-1,44 %), el financiero (-0,95 %) y el tecnológico (-0,58 %) se mantuvieron toda la jornada como los farolillos rojos junto con el de comunicaciones (-0,28 %) y el de bienes no esenciales (-0,11 %), que se unió al pelotón de cola en la segunda mitad del día.

En el otro extremo, el sector de servicios públicos (1,33 %) se mantuvo liderando las ganancias al cierre, por delante del de salud (0,51 %), el de materiales básicos (0,31 %) y el inmobiliario (0,26 %).

El parqué neoyorquino alargó por segundo día consecutivo su frenada, después de que hubiera encadenado una semana de ganancias por el acuerdo alcanzado el pasado 9 de junio entre Estados Unidos y México en cuestiones arancelarias y de inmigración, que supuso la no aplicación de un aumento del 5 % en las tarifas a los productos mexicanos.

La bolsa amaneció en zona mixta pero a media sesión ya predominaba el rojo con malas señales en el terreno de los fabricantes de chips y semiconductores, que han afectado especialmente al índice Nasdaq.

Las acciones de los fabricantes de semiconductores fueron las más presionadas a la baja después de que un analista de Evercore ISI dijera que la recuperación de este sector probablemente se retrasará hasta la segunda mitad de 2020, según informó el canal CNBC.

El petróleo de Texas sufrió también una fuerte caída del 4 % después de que los últimos datos oficiales sobre los inventarios de crudo en EE.UU. revelaran un aumento inesperado en la última semana de 2,2 millones de barriles.

Este aumento de los inventarios ha avivado las preocupaciones de los inversores sobre la posibilidad de una reducción de la demanda global, presentes desde hace días debido al temor a una desaceleración económica por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

En el grupo de 30 componentes del Dow Jones, destacaba el descenso de Goldman Sachs (-2,32 %), por delante de Cisco (-2,19 %), Walgreens Boots (-1,44 %) y JPMorgan Chase (-1,27 %).

En contrapartida, las mayores alzas eran para Johnson & Johnson (1,36 %), Pfizer (0,96 %), Verizon (0,96 %) y United Technologies (0,92 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas acabó en 51,14 dólares, el oro ascendía hasta 1.336,90 dólares la onza, la rentabilidad del bono del Tesoro a 10 años bajaba hasta el 2,12 % y el dólar ganaba terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,1287 dólares.