EFENueva York

Wall Street abrió este viernes en terreno mixto pero ya en los primeros compases de la sesión registró récords intradía en dos de sus principales indicadores, el Dow Jones de Industriales y el S&P 500.

Veinte minutos después del inicio de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones subía un 0,34 % o 114,20 puntos, situándose en un máximo histórico de 33.617,77 unidades, y el S&P 500 avanzaba un 0,12 % o 4,93 puntos, hasta un hito de 4.102,10 unidades.

El índice Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas más importantes y que esta semana ha progresado considerablemente, retrocedía un 0,35 % o 47,84 puntos, hasta 13.781,47 unidades.

El parqué neoyorquino parece dispuesto, si no hay sorpresas, a despedir la semana con ganancias para sus tres índices, especialmente el Nasdaq (2,5 %), seguido por el S&P 500 (1,9 %) y el Dow Jones (1,6 %).

Por sectores, hoy lideraban los avances las empresas financieras (0,92 %), industriales (0,57 %) y de materiales básicos (0,54 %), mientras que a la cola estaban las de comunicaciones (-0,52 %) y tecnológicas (-0,5 %).

Los inversores digerían esta mañana una subida en el índice de precios de los productores, que mide la inflación de precios al por mayor, del 1 % frente a las estimaciones del 0,4 % de los analistas.

A nivel interanual, ese índice de precios se disparó un 4,2 %, lo que supone el mayor incremento en nueve años y generó cierta preocupación.

Tras conocerse esos datos, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años, de referencia en EE.UU., se elevó al 1,676 % tras una estabilización la jornada anterior.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha insistido en los últimos días en que anticipa un alza de los precios temporal a medida que la economía acelera.

Por otra parte, los mercados recibieron también la noticia de que las solicitudes de prestación por desempleo subieron más de lo esperado la semana pasada.

En el grupo de 30 cotizadas del Dow Jones, destacaba el ascenso de Honeywell (2,31 %), 3M (1,31 %) y Home Depot (1,30 %).

Casi la mitad de las firmas operaban en rojo, encabezadas por Boeing (-1,51 %), que ha anunciado un problema eléctrico que afecta a sus aviones 737 MAX; y Johnson & Johnson (-0,45 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba a 59,33 dólares el barril; el oro descendía a 1.739,40 dólares la onza; y el dólar se apreciaba frente al euro, con un cambio de 1,1884.