EFEUSANueva York

Wall Street cerró hoy en territorio mixto y el Dow Jones, su principal indicador, retrocedió un 0,62 %, con el sector industrial afectado por las preocupaciones derivadas de los aranceles anunciados por Estados Unidos.

Al cierre de la sesión, el Dow Jones bajó 157,13 puntos, hasta 25.178,61 unidades, y el selectivo S&P 500 se dejó un 0,13 % o 3,55 enteros, hasta 2.783,02.

Mientras tanto, el índice compuesto del Nasdaq logró mantenerse en positivo, ganando un 0,36 % o 27,51 puntos hasta 7.588,32.

De esta forma, este índice, en el que cotizan las principales empresas tecnológicas, se anotó un nuevo récord después el registrado el pasado viernes.

Hoy, tras iniciar la sesión al alza, Wall Street fue perdiendo fuelle a lo largo del día.

Los temores al impacto de los aranceles impuestos por el presidente, Donald Trump, siguieron haciéndose notar y afectaron especialmente a las empresas industriales.

La aeronáutica Boeing encabezó las pérdidas entre los treinta valores del Dow Jones (-2,91 %), seguida de Caterpillar (-2,37 %) y United Technologies (-1,93 %).

Los inversores temen que las medidas de Trump lleven a otros países a responder imponiendo aranceles a productos estadounidenses, según los analistas.

El sector industrial se dejó en su conjunto un 0,62 % en Wall Street, con diferencia la bajada más importante del día.

Las empresas de telecomunicaciones perdieron un 0,16 %, mientras que las sanitarias retrocedieron un 0,09 %.

Del otro lado, las empresas de servicios públicos avanzaron un 0,55 % y las tecnológicas ganaron un 0,53 %.

Entre las compañías del Dow Jones, el mayor progreso fue para General Electric (1,07 %), seguida de Apple (0,97 %) y Goldman Sachs (0,96 %).

La subida de esta última firma se producía después de que el grupo confirmara la salida de uno de sus copresidentes, Harvey Schwartz, un puesto que comparte ahora con David Solomon.

Solomon se coloca ahora como claro favorito para suceder a Lloyd Blankfein como máximo ejecutivo de Goldman Sachs, si se confirman versiones surgidas la semana pasada que hablan de la salida de Blankfein para finales de este año.

En otros mercados, el petróleo de Texas subió a 61,36 dólares el barril, y al cierre de Wall Street el oro avanzaba hasta 1.324,1 dólares la onza, la rentabilidad del bono del Tesoro a diez años bajaba hasta el 2,864 % y el dólar perdía terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,234 dólares.