EFE NewsWashington

Janet Yellen, nominada por el presidente electo Joe Biden para ser la próxima secretaria del Tesoro, pidió este martes al Congreso un gran estímulo fiscal para "evitar el riesgo de una recesión más larga y dolorosa" en Estados Unidos, en medio de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

"Los economistas no siempre están de acuerdo, pero creo que hay un consenso ahora: Sin una acción mayor, nos arriesgamos a una recesión más larga y dolorosa, y cicatrices a largo plazo en la economía más adelante", señaló Yellen en su audiencia virtual ante el Comité de Finanzas del Senado.

Biden ha desvelado un ambicioso plan de estímulo fiscal de 1,9 billones de dólares, que incluye nuevas transferencias directas para los ciudadanos, partidas para reforzar el subsidio federal por desempleo y fondos adicionales para la distribución de las vacunas.

En su intervención, Yellen reconoció que un estímulo de esta magnitud añadirá problemas a la creciente "carga de deuda" del país.

"Pero ahora mismo, con tipos de interés a niveles históricamente bajos, lo más inteligente que podemos hacer es ir a lo grande. A largo plazo, creemos que los beneficios superan los costes, especialmente si nos preocupamos de ayudar a la gente que ha estado sufriendo por un largo periodo de tiempo", recalcó.

Yellen, de ser confirmada en el cargo, sería la primer mujer al frente del Departamento del Tesoro en la historia de EE.UU. y, además, el la primera persona en haber ocupado también la silla de presidenta de la Reserva Federal (Fed), cargo que desempeñó entre 2014 y 2018.