• Los Premios de Periodismo Rey de España premian al periodismo iberoamericano
  • Madrid, 24 abr (EFE).- El rey Felipe VI entregó hoy los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España a comunicadores de varios países iberoamericanos para reconocer su profesionalidad y el hecho de que estén inspirados en valores éticos.

    Profesionales y medios de Argentina, Brasil, Costa Rica, Colombia, Cuba, España, Portugal y Venezuela recogieron, en un acto en la Casa de América de Madrid, los premios de esta trigésimo quinta edición de los galardones que conceden la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional.

    El rey español hizo hincapié en que ante el desafío que suponen las "noticias falsas", es "más necesario que nunca" un periodismo "profesional, independiente", inspirado en "valores éticos", que despliegue su "auténtica responsabilidad social", contraste sus informaciones y verifique sus fuentes.

    Subrayó la importancia de impulsar una "información objetiva, transparente, verificada y de calidad, y una actitud de compromiso con la democracia, los derechos humanos, las libertades públicas y la igualdad de oportunidades".

    A este respecto, los premiados son un ejemplo de periodismo veraz y de calidad "en un momento en el que esta profesión se encuentra sometida a nuevas demandas y retos derivados de la inmediatez y la interactividad de la comunicación", dijo Felipe VI.

    Además, alertó sobre "la generación y la difusión exponencial en tiempo real de noticias falsas" que atentan "contra el derecho de los ciudadanos a recibir información rigurosa y veraz".

    El diario español El País recogió el premio al Medio de Comunicación más Destacado del Año, que se concede por primera vez y por el que se reconoce su dimensión iberoamericana.

    El premio Don Quijote de Periodismo lo tuvo el escritor y periodista español Fernando Aramburu por "Estamos hechos de palabras", un artículo publicado en El Mundo el 30 de julio de 2017 en el que reivindica el poder del lenguaje y de las palabras.

    El argentino Juan Roberto Mascardi Vigani se llevó el Premio Iberoamericano de Periodismo por "Farré, el jugador que se había olvidado de hacer goles", publicado en La Voz del Interior, un diario de Córdoba (Argentina), donde relata la historia de un futbolista que marcó un gol decisivo del Belgrano contra River Plate.

    La española Alicia Hernández Sánchez, radicada en Venezuela, obtuvo el de Prensa por un artículo publicado por The New York Times sobre el tráfico ilegal de gasolina en la Guajira venezolana llevado a cabo en muchos casos por menores, con testimonios personales a veces dramáticos.

    La portuguesa Rute Isabel da Silva Fonseca recibió el de Radio por el programa "A alma dos Capela", emitido por TSF Rádio Noticias en enero de 2017 y que describe la vida de una familia portuguesa dedicada a la fabricación de violines cuya fama va más allá de su propio país.

    El de Periodismo Ambiental y Desarrollo Sostenible fue para "Las aguas muertas del Havana Club", del cubano Julio Batista Rodríguez, por un reportaje para Periodismo de Barrio en el que pone de relieve los vertidos de vinazas de la Ronera Santa Cruz, la mayor destilería de Cuba, que han dejado la costa de la ensenada de Chipriona sin peces.

    La brasileña Patrícia Toledo de Campos - al frente de un equipo de veinte personas - recogió el galardón de Periodismo Digital por su crítica del incremento de las barreras físicas que dificultan la emigración y favorecen la xenofobia, publicado en la web del diario brasileño Folha de S. Paulo.

    La cobertura de desastres naturales llevó al costarricense Alexánder Rivera González a ganar el premio de Televisión por "El país donde nunca es primavera", un reportaje sobre los efectos devastadores del huracán Matthew en Haití en 2016 y que fue emitido por Televisora de Costa Rica-Teletica Canal 7.

    El de Fotografía lo recogió el colombiano Santiago Saldarriaga Quintero, por una imagen titulada "El reto de volver a levantarse", publicada en El Tiempo el 9 de abril de 2017 que ilustra lo sucedido la noche del 31 de marzo tras una fuerte riada en el municipio de Mocoa que causó varios centenares de muertos.

    En la ceremonia, el ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, se mostró convencido de que estos premios "constituyen la expresión de una comunidad de valores e intereses que nutre y da sentido al espacio iberoamericano".

    El presidente de la Agencia EFE, José Antonio Vera, reflexionó sobre la creciente contribución de la inteligencia artificial a la producción de noticias y argumentó que estas tecnologías, bien encauzadas, se convertirán en "aliados seguros" del trabajo periodístico y en "una ayuda formidable" para las redacciones.

    Ello, precisó, sin sustituir a los periodistas "ni a su capacidad de iniciativa", así como su "curiosidad, tenacidad y valentía".

    El Premio Don Quijote está dotado con 9.000 euros, mientras que el resto de galardones, salvo el Medio de Comunicación más Destacado de Iberoamérica, reciben 6.000 euros cada uno, además de una escultura de bronce de Joaquín Vaquero Turcios.

    A esta edición concurrieron 274 candidaturas de diecinueve países que fueron analizadas por el jurado de los Premios Rey de España, que cuenta con el patrocinio del grupo internacional de construcción y concesiones OHL, la compañía Suez, la consultora Llorente&Cuenca y la Fundación Aquae.

    El XIV Premio Don Quijote de Periodismo está patrocinado por la firma Lexus.

    Personalidades del ámbito político, cultural, periodístico y empresarial asistieron a este acto de entrega de premios.

Publicidad