EFEUSAAtlanta

La filipina Catriona Gray se despidió este sábado de su corona de Miss Universo participando en un desfile multitudinario en Atlanta (Georgia), la ciudad en la que mañana se escogerá a la próxima ganadora de este certamen de belleza.

Gray, que se impuso en Miss Universo 2018, fue una de las estrellas del Desfile Navideño de los Niños de Atlanta, un acto que congregó hoy a miles de personas en el barrio de Midtown de esta ciudad.

Con un recorrido de un poco más de un kilómetro a lo largo de la calle Peachtree, el Desfile Navideño de los Niños contó con globos gigantes, bandas de música y autos de época, entre otras muchas atracciones.

Gray participó hoy en esta fiesta vistiendo un abrigo rojo y subida en la parte trasera de un descapotable blanco, desde el que saludó a los numerosos ciudadanos que se acercaron al desfile pese al día fresco y nublado con el que amaneció Atlanta.

El Desfile Navideño de los Niños compitió, además, por la atención mediática en una ciudad que alberga esta tarde un muy esperado partido de fútbol americano universitario entre los Tigers de LSU (Universidad Estatal de Luisiana) y los Bulldogs de Georgia (Universidad de Georgia), que ha hecho que estos días las calles de Atlanta estén llenas de aficionados de ambos equipos.

Gray, de 25 años, ganó la corona de Miss Universo 2018 al derrotar en la final celebrada en Bangkok a la sudafricana Tamaryn Green y la venezolana Sthefany Gutiérrez, que fueron nombradas como primera y segunda finalistas, respectivamente.

La filipina cederá mañana su corona a una de las noventa aspirantes que se han presentado este año al concurso de Miss Universo.

El viernes, Gray fue la presentadora, junto a Nick Teplitz, de los eventos previos clasificatorios de Miss Universo en los que las concursantes desfilaron en traje de baño y vestido de noche.

Un comité de selección, en el que participan la colombiana Paulina Vega (Miss Universo 2014) y la venezolana Gaby Espino, tomó nota de esas pruebas que serán clave para escoger a las veinte semifinalistas, cuya identidad no se conocerá hasta el domingo.

Asimismo, los fans podrán elegir con sus votos a una de esas veinte semifinalistas.

Al margen de estas dos rondas competitivas, las aspirantes también tuvieron el viernes la oportunidad de desfilar, ya en un ambiente mucho más divertido y espontáneo, con conjuntos inspirados directamente por la tradición, cultura e historia de sus países de origen.

En esa parte de la noche, Júlia Horta, que representa a Brasil en Miss Universo, reclamó el fin de la violencia machista al mostrar sobre el escenario una pancarta que decía "Stop Violence Against Women" (Detengan la violencia contra las mujeres).

La gran gala de Miss Universo se celebrará mañana en los Tyler Perry Studios de Atlanta a partir de las 19.00 horas (00.00 GMT del lunes) con Steve Harvey de nuevo como maestro de ceremonias.