EFEUSALas Vegas (EE.UU.)

Juanes, agradecido y visiblemente emocionado, confirmó en la noche del miércoles que tras dos décadas de exitosa carrera musical es una leyenda de la música latina, o lo que en los Latin Grammy se conoce como "Persona del Año", un título de honor que el colombiano recibió en una gran fiesta rodeado de celebridades y amigos.

Rosalía, Juan Luis Guerra, Alejandro Sanz, Morat y Mon Laferte fueron algunos de los artistas que se encargaron de demostrar por qué Juanes cuenta con un legado que forma parte de la historia musical, al versionar los temas más importantes de la trayectoria del cantante con una pasión que, en ocasiones, terminó por hacer también suyas las canciones.

“Nadie te puede parar cuando sueñas”, expresó el artista tras recibir el homenaje de sus compañeros de profesión.

Si hay que buscar una forma de materializar esos sueños de los que habla, su récord de 23 gramófonos dorados -el solista con más Latin Grammy de la historia- pueden ser una forma acertada de medir cuán lejos lo llevaron.

Creador de himnos como "A Dios le pido" y "La camisa negra", capaces de cruzar fronteras y generaciones, Juanes no podía contener la incredulidad ante su gran noche: "La verdad es que no había soñado con este momento porque no me imaginaba que esto pudiera llegar ahora", reconoció a Efe minutos antes de que comenzase la gala.

Inmediatamente después, Rosalía se encargó de llevarlo a la realidad cuando se subió al escenario para interpretar una minimalista y apasionada versión de "Es por ti" que dejó al homenajeado con la mirada perpleja ante la presencia escénica de la cantante.

De esta forma, la española arrancó un recital que incluyó a Juanes en una ilustre lista de personas que han recibido anteriormente este homenaje, compuesta por artistas de la talla de Joan Manuel Serrat, Shakira, Miguel Bosé, José José, Gloria Estefan, Julio Iglesias, Caetano Veloso y Marc Anthony.

Juan Luis Guerra, también condecorado como "Persona del Año" en 2007, fue el siguiente en sumarse a la celebración, con una versión de "A Dios le pido" que llevó completamente a su terreno y llenó de ritmo a los 2.000 asistentes en el auditorio del MGM de Las Vegas (EE.UU.), sede de la 20 edición de los Latin Grammy.

Entonces, la perplejidad de Juanes pasó a inmensa gratitud.

"Tus ídolos, amigos y colegas haciendo tus canciones en versiones distintas... Es todo muy emocionante, hermano. No sé, no tengo palabras. Estoy muy feliz con todo", declaró el artista, quien con 47 años es uno de los más jóvenes en recibir este premio.

Entre sus ídolos y amigos también estuvo Alejandro Sanz, quien en 2017 ocupó el lugar de Juanes en su propio homenaje y dos años después tocó para el colombiano una delicada versión de su canción "Mala gente".

"La camisa negra" llegó después, de la mano de Ozuna, quien puso en pie al auditorio con la emblemática canción, "esto lo hacemos los que te queremos de corazón y es tuyo papi", dijo a Juanes la estrella de la música urbana.

El homenajeado recordó a su familia; sus comienzos en Medellín (Colombia), ciudad en la que creció rodeado de ritmos y su pasión por el rock, que le impulsó para integrar su primera banda musical como primer paso para una meteórica carrera.

Por su parte, la Academia Latina de la Grabación se encargó de reconocer la parte más humana de Juanes al mencionar su labor filantrópica y de servicio a la comunidad con su fundación Mi Sangre y la organización que ayudó a crear, Paz Sin Fronteras.

Mon Laferte, Cami, Alessia Cara, Sebastián Yatra, Jesse & Joy, Fito Páez, Pablo López, Paula Fernandes, Fonseca, Morat, Draco Rosa y Orianthi completaron la lista de artistas que hicieron de Juanes un nuevo rey de los Latin Grammy.