EFE NewsCiudad de México

Adaptarse a la evolución de la industria del entretenimiento a raíz de la pandemia fue para la actriz mexicana Raquel Garza difícil. Sin embargo, la pandemia la obligó a actualizarse y a abrirse a nuevos formatos en teatro, televisión y "streaming".

"Uno tiene que seguir caminando en este difícil mundo del gremio, yo no me puedo quedar atrás, hay que dejar el miedo, el atajo, o el poco amor que uno tiene a estas manifestaciones", dice Garza este sábado en entrevista con Efe.

Estas declaraciones surgen debido a que la actriz es parte de la obra "Madres con madre", una puesta en escena que será transmitida este sábado y que llegó a Raquel, luego de haber rechazado por mucho tiempo al teatro por "streaming".

La experiencia resultó para Garza, además de novedosa, fructífera, pues encontró en esta manifestación una nueva forma de explorar sus capacidades como actriz y emociones.

"Fue una forma de expresarme diferente, otra manera de decir las cosas en un lenguaje y un mundo desconocido para mí e incluso hasta rechazado, pero al final me sentí con la energía del teatro", asegura.

La obra también reúne los talentos de Luz María Zetina, Paco de Miguel y Mariana Echeverría, y exploran las diferentes formas de ser madre, por lo que Garza no pudo dejar de identificarse con cada uno de los monólogos que llevó a cabo.

En cuanto a sus compañeros, la actriz asegura que el haber compartido escenario con el "influencer" Paco de Miguel fue muy grato, pero que ella nunca lo vio como una personalidad del internet sino, como un actor más.

"Yo nunca estuve con un 'influencer' estuve con un actor, fue un compañero que entiende, generoso y un actor muy disciplinado, yo creo que los 'influencers' están ahí porque tienen algo que decir", afirma.

REVIVE UN CLÁSICO

Su carrera en la actualidad es tan diversa que de la modernidad que sugieren las obras de teatro por "streming", la actriz famosa por su personaje de Tere la secretaria, es parte de la nueva versión de una comedia clásica de la televisión, "Dr. Cándido Perez", de Televisa.

"Doña Cata fue abandonada y tiene miedo, y su miedo hace que todo el tiempo quiera estar ahí metida con su hija, es fregona, se la pasa manipulando y jodiendo a la pobre hija, pero con amor se ha hecho una familia", dice Garza, quien da vida a la suegra del protagonista.

Las grabaciones de dicho programa se han llevado a cabo con mucho cuidado y por ello fueron pocos los ensayos que tuvieron antes del rodaje, sin embargo la actriz está convencida de que quienes participan en ella se han convertido en "una familia".

La versión original del programa popular en los años 80, retrataba a un doctor demasiado coqueto con sus pacientes mujeres, es por eso que la nueva versión tuvo que suavizar su contenido y lenguaje para esta edición.

Pero Garza no se quedará quieta, este mismo año la actriz comenzó a trabajar en "Cecilia", la primera serie en la que participa que es realizada para una plataforma digital, Paramount+.

"Hay que diversificarse, tengo necesidad de tocar otras plataformas, mucha gente me conoce por mi trabajo en Televisa pero es importante expandirme a otros lados. Esta señora tiene que aprender a adaptarse a sus circunstancias nuevas de vida", reflexiona.