EFEUSANueva York

La modelo Kendall Jenner, la mejor pagada del mundo, ha registrado su nombre como marca de belleza en Estados Unidos siguiendo los pasos de sus célebres hermanas, las empresarias y estrellas televisivas Kylie Jenner y Kim Kardashian, según informó este miércoles la revista de moda WWD.

Jenner, de 23 años, entregó la documentación en la Oficina de Patentes y Marcas del país en pasado 2 de mayo para registrar "Kendall" y "Kendall Jenner", en ambos casos para la categoría de productos de belleza, que abarcan multitud de aplicaciones para la piel, el cabello, el maquillaje y los perfumes.

La modelo más exitosa del mundo, que el año pasado ingresó 22,5 millones de dólares según la revista Forbes, emprende este negocio en solitario pero no es ajena a este mundo, ya que ha ejercido de imagen para diferentes marcas y es socia de dos empresas.

Una de ellas es Moon, de la que es cofundadora, una compañía del sector de la salud dental para la que ha creado un rotulador blanqueador de dientes.

La otra es la marca de moda Kendall + Kylie, que gestiona junto a su hermana pequeña Kylie Jenner, la persona millonaria más joven del mundo de acuerdo a Forbes, que le calcula una fortuna de 1.000 millones de dólares resultante, en buena parte, de su compañía de maquillaje Kylie Cosmetics.

Por su parte, otra de sus hermanas, la estrella de telerrealidad Kim Kardashian, es propietaria de KKW Beauty, una firma que abarca varias líneas de productos de belleza.

Pese a ser una de las modelos más solicitadas, Kendall Jenner es la única de las cinco hermanas Kardashian-Jenner que no ha colaborado ni con KKW Beauty ni con Kylie Cosmetics, ya que tiene compromisos publicitarios con otras marcas, señalan medios locales.

Según el portal especializado en farándula Page Six, la modelo puede estar centrándose en lanzar una fragancia a su nombre pero, en cualquier caso, una marca de belleza la convertirá en competidora de sus hermanas empresarias.

Jenner ingresó el año pasado 22,5 millones gracias a una carrera como modelo que le ha proporcionado contratos con Esteé Lauder, Adidas o Calvin Klein, combinada con su popularidad en las redes sociales, donde acumula millones de seguidores.