EFE NewsNueva York

El cantante estadounidense Bruce Springsteen fue multado este miércoles por un juez de Nueva Jersey (EE. UU.) a pagar 540 dólares después de que el "Boss" se declarara culpable de haberse tomado "dos pequeños tragos de tequila" en un parque en el que está prohibido el consumo de alcohol, y una vez que la fiscalía retiró dos cargos por conducción bajo los efectos del alcohol, ya que no dio positivo.

El artista, de 71 años, que compareció telemáticamente ante el juez vestido con camisa, jersey y chaqueta americana y acompañado de su abogado, fue detenido por la policía el 14 de noviembre de 2020 en el parque nacional Gateway National Recreation Area, situado en la localidad de Sandy Hook, en su estado natal de Nueva Jersey.

Los agentes presentaron tres cargos contra Springsteen: conducción temeraria, conducir intoxicado y consumo de alcohol en una zona cerrada al público.

El ayudante del fiscal Adam Baker solicitó al juez al comienzo de la comparecencia la retirada de los dos primeros cargos dado que, según explicó, el cantante solicitó una prueba de alcohol en la comisaría y el resultado fue de 0.02 gramos por 100 mililitros de sangre, una proporción de alcohol que está dentro de los límites permitidos por la ley.

El fiscal también apuntó que Springsteen rechazó una prueba preliminar en el momento de la detención, aunque precisó que no es obligatoria, y el juez agregó que tampoco tiene validez en un juicio.

"Solicitamos al tribunal la retirada de los dos cargos de conducir un vehículo bajo la influencia del alcohol y de conducción temeraria", dijo el fiscal.

Después de que el pasado 10 de febrero se conociera que Springsteen había sido detenido por conducir bajo los efectos del alcohol, Stellantis NV, la empresa matriz de los vehículos Jeep, decidió la retirada temporal de un anuncio protagonizado por le artista.

"Sería inapropiado comentar sobre los detalles de un asunto sobre el que sólo hemos leído y no podemos confirmar. Pero también es correcto pausar (...) el anuncio hasta que puedan establecerse más hechos", dijo entonces a los medios locales un portavoz de Jeep que no fue identificado.

Tras ser desestimados estos dos cargos, que pueden acarrear hasta seis meses de cárcel cada uno y 5.000 dólares de multa, el juez indicó que tenía entendido que el acusado, durante discusiones con la Fiscalía se había mostrado dispuesto a declararse culpable del delito de consumir alcohol en una zona en la que estaba prohibido y dio paso al abogado que le preguntó al artista si reconocía haber cometido dicho delito, a lo que Springsteen respondió "si".

El abogado, que preguntó al autor de "Born in the USA", si había nacido en Estados Unidos, también le pidió que aclarara que tipo de alcohol había consumido.

"Dos pequeños tragos de tequila", contestó escuetamente el artista.

Su abogado también solicitó al juez que tuviera en cuenta que su cliente comparecía sin ningún antecedente penal y que había aceptado toda la responsabilidad por sus acciones del 14 de noviembre de 2020, además de que se trataba de un "caso singular".

Inmediatamente después, el juez concluyó la sesión declarando: "Señor Springsteen, estoy convencido de que una multa es lo apropiado en este caso (..), así que impondré una multa de 500 dólares".

Que después de las tasas se quedarán en 540 dólares que el "Boss" tendrá que pagar antes del próximo miércoles.