EFEUSANueva York

La periodista Gretchen Carlson, que inspiró la película "Bombshell" y la serie "The Loudest Voice" sobre los escándalos sexuales del ejecutivo Roger Ailes en Fox News, pidió este viernes a la cadena que la "libere" del acuerdo de confidencialidad que la "fuerza al silencio" sobre el asunto.

Carlson, interpretada por Nicole Kidman en la cinta de reciente estreno, firmó un artículo en The New York Times donde recuerda que cuando sus acusaciones contra Ailes salieron a la luz en 2016 "no había movimientos #MeToo o Time's Up para buscar apoyo", pero desde entonces otras mujeres han denunciado a hombres por abuso de poder.

"Ganar mi demanda con un arreglo y un acuerdo de confidencialidad (NDA, en inglés) significó, esencialmente, ser forzada al silencio. Los NDA se diseñaron originalmente para evitar que se compartiera información corporativa (piensen en la fórmula de la Coca-Cola), no para proteger comportamientos depredadores", escribió.

Carson arremetió contra quienes instan a las víctimas a devolver el dinero de sus compensaciones si quieren hablar y consideró que contribuyen a "perpetuar la mentira" de que se "benefician de ser acosadas sexualmente", cuando en primer lugar "comprar el silencio en lugar de frenar" esa lacra es "inmoral e injusto".

"Los arreglos se hacen no solo a cambio de confidencialidad, sino para compensar los salarios perdidos, porque una vez hallas el valor para hablar, tu 'premio' suele ser perder tu trabajo (potencialmente tu carrera). Y los NDA alimentan una cultura que cubre a los depredadores para que vuelvan a cometer los mismos crímenes", dijo.

Tildó de "irónico" que las mujeres reales en los escándalos de Fox News estén "acalladas" por esos acuerdos mientras dos proyectos de Hollywood "pueden contar libremente historias sin nuestra participación" y, aunque felicitó a Kidman y a Naomi Watts por sus interpretaciones, lo tomó como ejemplo para reclamar cambios.

Carlson ha lanzado una organización con la también experiodista de Fox Julie Roginsky para "poner fin a la práctica perjudicial de los NDA obligatorios, las provisiones de confidencialidad y las cláusulas de mediación forzadas, que han impedido" a trabajadores hablar públicamente sobre acoso y abuso sexual en el trabajo.

"Esta es la siguiente fase del movimiento ·MeToo, y necesita ganar tracción si realmente queremos cambiar la cultura a mejor", agregó.

"Hoy pido a Fox News que me libere, (a mí) y a las empleadas forzadas a firmar acuerdos de confidencialidad como condición en arreglos por acoso", concluye la periodista, que reclama "el derecho para decir lo que es factualmente correcto o incorrecto sobre lo que ocurrió".