EFECiudad de México

En la vida real la leyenda María Félix (1914-2002) tuvo dos vidas internas, la personal y la del personaje conocido por todos, sobre ambas las actrices mexicanas Sandra Echeverría y Ximena Romo se debaten al interpretarla en la serie "María Félix, La Doña", un proyecto que muestra "otro color" de la actriz más imponente del cine mexicano.

"Hay dos personas, una es María Félix y otra es María. El personaje de María Félix se amó muchísimo a ella misma, pero yo sí creo que María también amó, creo que le gustaba el amor, pero estoy segura de que para ella no implicaba dejar de amarse a sí misma", cuenta Romo desde una locación del proyecto a miembros de la prensa.

Vestida de color marfil con negro en un traje sastre de los años 40, Romo está por dejar plasmado el momento en el que el compositor Agustín Lara le pide matrimonio a María Bonita, como la llamaba.

La serie refleja tres etapas de la diva mexicana, a Ximena le toca dar vida a la segunda María de 16 años hasta los 31, un tiempo definitivo en la vida de la actriz de "Tizoc: amor indio" (1957).

"Me toca la época en la que se convierte en María Félix, la mujer que hoy conocemos, me he aventado a hacer una María que se puede quebrar, que también le duelen cosas, que se tuvo que hacer la fuerte y al mismo tiempo no perdía la esencia de María, lo más importante es conocer al ser humano detrás", relata Romo.

La mujer, de 32 años, cuenta que ha sentido cerca la presencia de Félix durante el rodaje y confiesa que "nunca había hecho cosas tan locas por un personaje", como ir a su tumba a hablar con ella, escribirle cartas, o tomar clases de equitación.

DE MARÍA A LA DOÑA

Por su parte, Sandra Echeverría dará vida a la última parte de la historia de la actriz. El rodaje del día va un poco atrasado por el empeño que requiere su caracterización, como lo tardado que ha sido cerrar el corset que le ha dejado una cintura diminuta como la de "María bonita".

"Ha sido un gran desafío desde cambiar la voz, mi forma de hablar, de articular, de tener gestos, de mover las manos, es un trabajo de muchos meses de mucho estudio de estarla viendo para poderla memorizar", cuenta la actriz quien incluso confiesa que tiene que vocalizar para darle vida a su personaje.

Echeverría fue visualizada por la productora Carmen Armendáriz desde un inicio quien vio en las facciones de la mexicana unas muy similares a las de Félix.

"Yo se que es una fortuna total tener la suerte de interpretar este personaje, desde hace cinco años estuvieron pensado que fuera yo y lo afronto concentrándome en mi trabajo, sé que no soy 'monedita de oro', nadie lo es pero todos estamos dando lo mejor de nosotros", asegura a Efe.

NO ES UNA BIOSERIE

"Esto no es una bioserie", anuncia la directora del proyecto María Fernanda Suárez y añade: "es imposible hacer una biografía de María Félix, elegimos lo que creemos que tuvo un peso muy importante en la construcción de María".

El proyecto cuenta con ocho capítulos que se podrán ver por la plataforma de Vix+ el 21 de julio una vez que sea el lanzamiento global del nuevo servicio de streaming.

"María Félix es indefinible. Todo el mundo cree que es fácil el éxito, pero hay que conocerla, esta serie pretende llevarnos a la persona, a todos los avatares que la construyeron y el precio que pagó para ser María Félix".

UNA FEMINISTA SIN TÍTULO

Desde el punto de vista de las tres cabezas de la historia, María Félix fue una mujer insólita, una feminista sin título que deja una serie de enseñanzas sobre el ser mujer y el amor propio.

"Es muy importante que todas las nuevas generaciones la conozcan, era una mujer que estaba super adelantada a su época y que realmente marcó historia", dice Echeverría.

"(Las mujeres) Tenemos que aprenderle acerca del egoísmo. Nos han enseñado que no podemos ser egoístas, no podemos querer cosas para nosotras, tenemos que querer, ser abnegadas, pero María nos enseña que tenemos todo el derecho a ser egoístas y que lo podemos hacer con ética", cuenta Romo.