EFEUSALas Vegas (NV)

Alejandro Sanz (ocho nominaciones), Rosalía (cinco), y Andrés Calamaro, Fonseca y Juan Luis Guerra (cuatro cada uno) son los favoritos en los Latin Grammy, pero estos premios tienen una sorpresa peruana: Tony Succar, quien con su póker de candidaturas reivindicó el peso del género tropical.

"No me lo esperaba así que fue una sorpresa increíble y una noticia muy buena para mí", confesó a Efe por teléfono este percusionista, compositor y productor de 33 años que nació en Perú y que desde los dos años vive en Miami.

"Si gano, chévere. Pero ya me siento ganador con lo que ha pasado y voy a Las Vegas a disfrutar de todo eso", añadió.

Succar optará a cuatro premios en la 20 edición de los Latin Grammy, que se celebra este jueves en la ciudad del juego.

Así, su disco "Más de mí" está nominado al álbum del año y mejor disco de salsa; su tema "Más de mí" es candidato a la mejor canción tropical; y él mismo aparece, además, como aspirante a productor del año.

El músico admitió su asombro por codearse, con sus cuatro candidaturas, con leyendas como Juan Luis Guerra y aseguró que todo es producto de los años que lleva trabajando en la música para "intentar llegar a la excelencia".

"Esto es un empuje y una motivación para seguir adelante", afirmó.

Succar contó que, pese a sentirse "muy americanizado" ya que vive desde muy pequeño en EE.UU., la "raíz latina" es fundamental en su vida y su carrera.

De esta manera, entre sus grandes influencias como percusionista destacó a Tito Puente.

Con una gran formación académica y musical a sus espaldas, Succar explicó que una de sus guías maestras es unir su espíritu "salsero" y latino con "la influencia de Estados Unidos" a través del soul, el funk o el R&B.

En ese sentido destacó su álbum "Unity: The Latin Tribute to Michael Jackson", en donde reinterpretaba en clave hispana los éxitos del "rey del pop".

Y también por ese camino transita "Más de mí", que le ha llevado a tener cuatro nominaciones en los Latin Grammy.

"Soy muy humilde y muy modesto, pero sí te puedo decir que logramos algo muy innovador para lo que es la música tropical y lo hicimos con la más alta calidad posible", argumentó.

Succar también reflexionó sobre el género tropical, que quizá ahora no pasa por su mejor momento comercial, y dijo que él pone su "granito de arena" para que "ojalá" vuelva a lo más alto.

Y abordó además la polémica con los reguetoneros, que criticaron la escasa presencia de este género en las nominaciones de los Latin Grammy.

"Yo les entiendo, pero también siento que es un poco falta de respeto decir que los otros géneros no importan, que los otros artistas que no están pegándola no importan", indicó.

"De la industria latina de la música se han apoderado los reguetoneros porque conectan demasiado con la juventud, han encontrado la fórmula que pegue con la juventud. Imagínate, están haciendo cosas históricas", añadió.

"Pero uno nunca se puede olvidar de los otros géneros porque son parte de nuestra cultura. Por ejemplo, ¿qué pasaría si todas las radios estadounidenses pusieran solo hip-hop y se olvidaran del country o la balada? Sería un desastre", cerró Succar, quien pidió que no se caiga en una "saturación" de lo urbano en la música latina y se tenga en cuenta a los estilos al margen de los grandes focos.