EFEWashington

El mandatario estadounidense Donald Trump tuvo este viernes a unos invitados muy especiales a bordo del avión presidencial Air Force One cuando fue acompañado al estado de Luisiana por la expedición del equipo Eastbank All-Stars, que el pasado mes de agosto se proclamó nuevo campeón de la Serie Mundial de las Pequeñas Ligas de béisbol.

Trump se había reunido primero en la Casa Blanca con el equipo, que tiene su sede en las afueras de Nueva Orleans, como parte de la invitación oficial por ser los nuevos campeones del torneo más importante del béisbol juvenil.

Fue entonces cuando Trump preguntó a los padres de los miembros del equipo si autorizaban que pudiesen subir al Air Force One para el viaje de regreso a Nueva Orleans, ya que el mandatario se iba a dirigir al estado de Luisiana para participar en un acto de campaña.

Tras recibir la aceptación, el equipo se reunió nuevamente con Trump en la Base Andrews de la Fuerza Aérea, en Maryland, en la pista cerca de Air Force One, y todos subieron juntos al avión presidencial.

El máximo responsable del equipo Steve Scalise, a través de su cuenta de Twitter mostró una foto del equipo con el avión presidencial Air Force One al fondo.

"¡Los campeones están volando de regreso a Louisiana en Air Force One con el presidente DonaldTrump después de celebrar su victoria en el Campeonato de la Serie Mundial de Pequeñas Ligas en la Casa Blanca!", destacó Scalise. "¡Qué día tan maravilloso! ¡Estoy muy orgulloso de este equipo!".

El Eastbank All-Stars tiene su sede en los suburbios de Nueva Orleans. En agosto, Luisiana venció por blanqueada de 8-0 a Curazao y logró el primer título de la Serie Mundial de Pequeñas Ligas.

El equipo luchó tuvo que ganar el pase a la gran final después de superar la fase de repesca dentro del grupo de los perdedores, tras haber sido derrotado por el de Hawai en el primer partido.

Luego, el Eastbank All-Stars ganó seis juegos en ocho días, convirtiéndose en el primer equipo en ganar la Serie Mundial de las Pequeñas Ligas después de perder su primer partido desde que el torneo se expandió en 2001.